El Mañana

viernes, 06 de diciembre de 2019

Laredo Texas 19 noviembre, 2019

Muere niño de influenza en Texas

El pequeño de 5 años no fue vacunado, lo que enciende los focos rojos de alerta en Laredo y en otras comunidades vecinas

4200

Por Francisco Díaz

La muerte de un niño de 5 años en Rio Grande City por no vacunarse contra la influenza encendió los focos rojos de alerta en Laredo y en otras comunidades vecinas, porque la temporada de gripe va a “pegar” fuerte.

Según un comunicado del Departamento Estatal de Servicios de Salud, el menor no fue vacunado contra el flu por sus padres y al enfermar se agravó para terminar muriendo. Las autoridades de salud recomendaron vacunar a los hijos desde los seis meses y hasta los 5 años porque es la edad donde los infantes son más vulnerables a la enfermedad.

Oficiales de salud advirtieron además que ésta fue la primera muerte de la temporada de flu 2019-2020 y se espera que comience a causar más casos, por lo que la vacuna es la forma más recomendable de protegerse.

En el Departamento de Salud de Laredo se ofrecen vacunas a niños y adultos en la clínica de salud de 2600 Cedar en horario de 8:00 de la mañana a las 12:00 del día y de 1:00 a 5:00 de la tarde de lunes a viernes. Cada segundo martes de mes hay un horario especial de 7:30 de la mañana a las 6:30 de la tarde.

Oficiales del Departamento de Salud hicieron un llamado a la población para vacunarse contra el flu antes de la llegada del invierno. También es la manera más eficiente para proteger las personas de la tercera edad o con enfermedades crónicas.

LA VACUNA

“La vacuna contra la gripe hace que el organismo produzca anticuerpos para combatir la influenza, pero toma cerca de dos semanas para que esto suceda, por eso es importante vacunarse ya”, dijo el doctor Héctor González, director de salud en Laredo.

Es particularmente importante que quienes vivan con afecciones crónicas de salud, las mujeres embarazadas, los niños pequeños repetimos, los adultos mayores y las personas que viven con ellos, se vacunen para minimizar el riesgo de desarrollar complicaciones graves a causa de la gripe.

Los familiares y otras personas que están cerca de los bebés deben vacunarse para proteger a éstos y a sí mismos, ya que los menores de 6 meses no pueden ser innoculados.