El Mañana

sábado, 20 de abril de 2019

Nuevo Laredo 15 abril, 2019

Muere periodista en penal por negligencia, acusan familiares

Gabriel Garza fue detenido hace un año acusado de vínculos de asesinato; señalan que autoridades del Cedes no dejaron que lo atendieran

En el Hospital General falleció el periodista Gabriel Garza Flores.

4200

Por REDACCIÓN

El periodista Gabriel Garza Flores, quien se encontraba preso en Nuevo Laredo desde hace más de un año, acusado de presuntos vínculos al asesinato de Carlos Domínguez falleció en el Hospital General a donde había sido trasladado de urgencia al agravarse su estado de salud, el domingo por la mañana.

Familiares de Garza Flores acusaron que hubo negligencia de parte de los directivos del Centro de Ejecución de Sanciones, al no permitir el acceso oportuno a paramédicos para atenderlo, lo que se presume derivó en su muerte en el nosocomio, luego de que por más de una hora, el periodista permaneció en el interior del penal sin atención, mientras los paramédicos de Protección Civil y Bomberos estaban fuera del Cedes en espera de que se permitiera llevarlo a un nosocomio.

Más 60 minutos después, se autorizó el traslado al Hospital General, pero no se permitió se le llevara en la ambulancia, subiéndolo en una camioneta tipo Van, del penal.

Una paramédico de PC se subió a la unidad carente de equipamiento para brindar auxilio médico y mantener estable a Garza Flores en el traslado.
Minutos después de la 1:00 de la tarde del domingo, Garza Flores fue ingresado al hospital; ya había entrado en paro.

Personal médico del área de urgencias realizó maniobras de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP), pero fueron infructuosas y el periodista falleció de un paro cardiaco.

La familia de Garza Flores atribuyó la presunta responsabilidad y probable negligencia en el fallecimiento del periodista al titular del Cedes en primera instancia.

“Hago responsable de la muerte de mi esposo al director que no permitió se le trasladara en la ambulancia ni que entraran los paramédicos a auxiliarlo al interior, además al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, que permitió se le acusara falsamente de un delito que no cometió”, aseveró Dora Elia Vielma Aguilar, esposa del fallecido.

Personal médico del Hospital General señaló que si el periodista hubiera sido trasladado en la ambulancia y no en la camioneta Van, no habría muerto, al contarse con el equipo de primeros auxilios.

Gabriel Garza se desempeñó como periodista en el periódico El Diario de Nuevo Laredo por varias décadas, cubriendo distintas fuentes incluyendo la nota roja.

Incluso en redes sociales, la comunidad de Nuevo Laredo, lamentó su muerte y exigieron que se aclare si hubo negligencia en su fallecimiento.