Torreón

Negligencia mata a bebé de dos años

Un niño de dos años ha perdido la vida después de que en diversos hospitales se le negara la atención médica, puesto que no contaban con el equipo médico necesario para una atención adecuada. 
miércoles, 3 de noviembre de 2021 · 21:16

Los hechos ocurrieron en Torreón Coahuila, un menor de dos años sufrió en un accidente una profunda herida en su axila derecha después de caer de una cama,  los padres lo llevaron de manera inmediata a recibir los primeros auxilios pero la atención le fue negada en distintas ocasiones. 

Lamentablemente el menor perdió la vida la noche del martes 2 de noviembre mientras sus padres se encontraban solicitando que el pequeño fuese atendido en el Hospital Infantil de Torreón, a causa de un infarto generado por la falta de atención médica adecuada 

La madre desesperada y en busca de ayuda recorrió 4 hospitales diferentes mismos que no quisieron atender al pequeño porque “no tenían el equipo necesario para brindar la atención requerida y realizar una operación”  entre los que mencionó  el Hospital Universitario, Cruz Roja, la clínica 16 del Seguro social y el Hospital infantil todos en la ciudad de Torreón. 

Ademas la mujer declaró que, en la clínica 16 del IMSS les exigieron 75 mil pesos para atender a su hijo debido a que no eran derechohabientes, y como la familia carecía de capital y no contaba con esa cantidad de dinero les negaron la atención.

Según los informes el martes por la tarde el bebé se cayó de la cama en su casa de la colonia Villas San Agustín y lamentablemente sufrió una herida bajo la axila derecha, por lo que lo llevaron a la Cruz Roja donde les indicaron que requería una operación, pero les pidieron buscar un hospital diferente porque  ahí no tenían el equipo necesario .

Fue entonces que empezó el recorrido iniciando en el Universitario, la clínica 16 y finalmente el Infantil, donde debido a la falta de atención el bebé perdió la vida .

El personal de  (AIC) la Agencia de Investigación Criminal tomó las declaraciones de los familiares y testigos que presenciaron el deceso y dispuso el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense (Semefo) para la práctica de la necropsia en donde confirmaron que el menor efectivamente falleció de un paro cardiaco.