Campeche.

Muere niño de 10 años por quemadura química tras quimioterápia; sus órganos quedaron destrozados

El menor sufría de Leucemia y como parte de su tratamiento fue sometido a una quimioterapia que terminaría con su vida.
jueves, 23 de junio de 2022 · 21:22

La tarde de este miércoles 23 de junio, murió Giovani, un menor de 10 años que se encontraba internado en el Centro Estatal de Oncología, por una presunta negligencia medica. 

Según afirma Milenio Noticias el menor padecía de  Leucemia linfoblástica aguda y como parte de su tratamiento para vencer la enfermedad se le trataba con quimioterapias, sin embargo presuntamente una mala aplicación de estas terminó con su vida. 

El menor presentaba serias quemaduras químicas, Foto: Milenio

La familia ha presentado documentación que demuestra el cuerpo del menor presentaba toxicidad por metotrexato, así como fuertes quemaduras químicas, no solo en su pequeño cuerpo sino también en sus órganos, ante los hechos la familia de Giovanni acusa a la institución médica por una presunta negligencia, en donde se afirma una mala aplicación del tratamiento. 

"Vimos la imágen y es impresionante, después nos enteramos de que le pusieron una dosis muy grande de medicamento, lo que causó su muerte" Declaró para Milenio, Miguel Ángel, tío de Giovanni.

Los médicos suministraron a Giovanni el tratamiento durante un periodo de 23 horas, mientras que de manera habitual este debe de tener una duración aproximada a dos horas. 

Tras la aplicación del tratamiento, el menor regresó a casa con su familia, según las declaraciones se sabe que presentaba algunos síntomas de molestia, sin embargo era algo normal después de la aplicación de los tratamientos. Las alarmas se encendieron cuando a la mañana siguiente el menor amaneció con fuertes y notables molestias, que se agravaron con el paso de las horas.

"El Doctor me comentó que el niño sufrió de una intoxicación, misma que se complicó, razón por la que su hígado estaba afectado y vomitaba sangre" - Declaró Zulmi, hermana del menor.

Sus familiares afirman que el personal médico tomó con normalidad  los síntomas del menor, argumentando que eran reacciones normales ante el tratamiento. Al morir el pequeño tenía fallas renales, hepáticas, neumonía, gastrointestinales y hematológicas .  

El cuadro clínico empeoraba con el paso de las horas y los médicos se limitaron a informar a los familiares la situación, pues al menor le quedaban pocas horas de vida, razón por la cual piden a las autoridades que se le haga justicia a nombre del pequeño Giovanni, quien perdió la vida de una manera dolorosa e inhumana.