EN SEPTIEMBRE

Economía mexicana sólida; crece 3.4%

El país sigue mostrando un crecimiento, incluso en las actividades secundarias o de la industria prevén un aumento del 4.8 por ciento

Escrito en NACIONAL el

La economía mexicana sigue mostrando un sólido crecimiento, ante la ralentización en el sector terciario, de acuerdo con el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) que elabora el Inegi.

En agosto, la actividad habría crecido 3.4 por ciento anual y en septiembre perfila un avance de 3.0 por ciento, que sería el más bajo desde marzo de este año, cuando se expandió 2.9 por ciento, según cifras desestacionalizadas. La economía tuvo un repunte de 4.1 por ciento anual para luego crecer 3.5 por ciento en julio.

El enfriamiento en la actividad se observó en mayor parte por el sector terciario o de servicios, el cual anotaría un crecimiento de 2.5 por ciento anual en agosto, para luego avanzar 1.9 por ciento en septiembre. Mientras que las actividades secundarias o de la industria se encaminan a un crecimiento de 4.8 por ciento anual en septiembre, luego de haber crecido 5.0 por ciento en agosto.

Banco Base destacó que el crecimiento de la economía en este año ha estado impulsado por el crecimiento de la masa salarial, las transferencias del gobierno, la llegada de remesas y el mayor otorgamiento de crédito. “Para el 2024 se estima que el PIB mostrará un crecimiento entre 2.5 y 3 por ciento, ante el mayor gasto público por elecciones.

Por su parte, para el 2025 se espera un crecimiento de una tasa anual de cerca de 0.8 por ciento”, señaló la institución. En su variación mensual, el IOAE también mostró señales de moderación.

La actividad crecería 0.3 por ciento en agosto y 0.2 por ciento en septiembre. Al interior, los servicios habrían logrado un avance de 0.2 por ciento mensual en agosto, para luego desacelerar a 0.1 por ciento en septiembre; al tiempo que la industria mantuvo su ritmo en 0.3 por ciento en septiembre, similar al del mes previo. Con cálculos de Banco Base, en el tercer trimestre, el PIB mostraría un crecimiento trimestral de 0.80 y de 3.12 por ciento anual, en un escenario en el que el cuarto trimestre se estanque. “Si, por el contrario, en el cuarto trimestre el PIB crece a una tasa similar, es decir, que el crecimiento sigue su tendencia, en todo el 2023 el PIB mostraría un crecimiento anual de 3.42 por ciento”, añadió Base. 

Hay capacidad para enfrentar cualquier reto financiero

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, dijo que la iniciativa contribuye a la estabilidad porque contempla un endeudamiento público por debajo de 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), además de que asegura los recursos para terminar con las obras emblema de la presente administración y libra de presiones de gasto al gobierno entrante.

El funcionario federal destacó el componente social del Paquete Económico, pues contempla 4.4 billones de pesos para este fin, monto que representa 68 por ciento del gasto programable.

“México cuenta con pilares económicos sólidos y una alta capacidad de gestión fiscal y financiera para enfrentar cualquier reto que pudiera materializarse en los siguientes años y la siguiente administración también contará con estos elementos. “Organismos globales y agencias calificadoras reconocen la solidez financiera reflejando la confianza que los inversionistas internacionales tienen en México”, afirmó.

El 20 de octubre fue la fecha límite para aprobar la iniciativa de Ley de Ingresos por la Cámara de Diputados, que deberá ser turnada al Senado y que tendrá hasta el día 31 del mismo mes para aprobarla.

El 15 de noviembre es la fecha límite para que la Cámara baja apruebe el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Eficiencia recaudatoria Arturo Medina Padilla, procurador fiscal de la Federación, destacó la labor que ha hecho la dependencia para elevar la recaudación de impuestos en la actual administración.

Agregó que los ingresos provenientes de la recaudación representarán el 14 por ciento del PIB. El funcionario dijo que actualmente existen 40,924 juicios federales, de los que una decena de los casos representan 64,000 millones de pesos, los cuales no han podido ingresar a la hacienda pública.