100 Aniversario

La vez que 'El Chapo' Guzmán paró la prensa con su escape

Con la noticia de la segunda fuga del líder del cártel de Sinaloa, El Mañana debió cambiar la portada de última hora
lunes, 12 de febrero de 2024 · 07:48

Cómo no recordar esa noche del 11 de julio de 2015, día en que se escapó Joaquín “El Chapo” Guzmán del penal del Antiplano, ya que fue la única ocasión en que he aplicado la frase “paren la prensa”. En esa ocasión trabajamos en la edición dominical sin contratiempos.

En punto de la medianoche se pasó la última página de la sección nacional; ya estaban todas las láminas en prensa, y en el área de redacción de El Mañana sólo nos encontrábamos cuatro personas, el editor, coeditor, diseñador y corrector. Después del cierre de edición, estuvimos 10 minutos más en el periódico y nos retiramos.

En mi caso, me reuní con unos amigos. Cuando llegué a la reunión (12:30 am) y antes de saludar a los cuates chequé por última vez los noticieros y comencé a ver en algunos medios digitales la alerta del escape de “El Chapo” Guzmán. Esperé unos minutos para confirmar y fue cierto.

Lo primero que hice fue hablar al área de producción para saber cómo iba y decirle al encargado que pararan la prensa, ya que había surgido una noticia que valía la pena cambiar la portada del periódico.

Después hice otra llamada a los directivos para informales que se cambiaría la portada y les explique la razón, y sin dudarlo dieron luz verde; ya iba de regreso al periódico.

Luego realicé otra llamada al coeditor y diseñador y les pedí que regresaran al periódico porque se iban a hacer cambios. Ya en la redacción comenzamos a seleccionar información del hecho, además buscamos en los archivos el historial del capo para complementar la noticia, fueron al menos 45 minutos lo que tardamos para terminar la nueva portada. Y así El Mañana volvió a cumplir con sus lectores.

ASÍ FUE LA FUGA

El turno de la noche solía ser el más aburrido en el penal del Altiplano hasta el anochecer del 11 de julio de 2015, cuando Joaquín Guzmán escapó del módulo de alta seguridad para retomar el mando del entonces cártel más poderoso del mundo, el de Sinaloa.

La “noche cero”, le llamaron los custodios en los días posteriores, porque después de aquella huida espectacular mediante un túnel subterráneo de mil 500 metros de largo con una motocicleta que corría por una vía rápida abastecida de oxígeno e iluminación, nada volvió a ser igual.

Dos ex custodios recuerdan las primeras horas después de enterarse del boquete en el excusado de la celda 20 del área de Tratamientos Especiales, un eufemismo para hablar del pasillo donde el gobierno mexicano alberga a los criminales más sanguinarios, para quienes ya no hay tratamiento de readaptación.

“¡Valió madres, se escapó el 701!”, gritó agitado el custodio Norberto -cuyo nombre pidió ser omitido para proteger su actual empleo en el gobierno- cerca de las 21:00 horas, cuando una inusual clave se coló en el radio que le colgaba del pecho: “¡Código rojo!”, la instrucción que se ordena en penales federales cuando una PPL o Persona Privada de la Libertad se ha fugado y se cierran todos los accesos de la prisión. Nadie entra, nadie sale. Lo gritó en el comedor de los custodios, donde unos pocos cenaban antes del pase de lista a las 21:00 horas.

Todos creyeron que era una broma. Nadie se inmutó ni saltó de sus sillas, pero el gesto angustiado de Norberto les hizo dudar. “Claro que no, El Chapo está más vigilado que el Presidente”, dijo uno y se dio la vuelta. Enseguida, el ruido al unísono de las frecuencias alertó que algo inusual sucedía. “¿Quién? ¿Quién?”, preguntó alguien por la radio con una entonación ansiosa. La respuesta paralizó a todos en el comedor: “¡35-78 por el baño!”, respondió alguien y ese número de interno que todos conocían de memoria confirmó que El 701 -el escaño que en 2009 le dio la revista Forbes en la lista de multimillonarios del mundo- mejor conocido como El Chapo Guzmán se había escapado, como lo hizo el 18 de enero de 2001.

SE CONSIGNA SU APREHENSIÓN

El Mañana también informó sobre la nueva captura del narcotraficante. El Chapo fue reaprehendido seis meses después, el 8 de enero de 2016, extraditado hacia Estados Unidos y se inició el juicio en su contra que lo mantiene en una ineludible celda en la prisión ADX en Colorado, Estados Unidos. En la segunda fuga del capo,

El Mañana fue de los pocos periódicos del país que publicó la noticia, debido a que la mayoría de los periódicos no cambiaron su portada por la hora.