REPOSTERÍA

Conoce la panadería más bonita de Monterrey, que cuenta con 120 años de rica historia

La panadería fue fundada en 1904, el sabor único de sus panes se mantiene gracias a su horneado artesanal

Esta panadería fue fundada en 1904, por lo que en este año celebra 120 años de vida
Esta panadería fue fundada en 1904, por lo que en este año celebra 120 años de vidaCréditos: Captura de pantalla
Escrito en NACIONAL el

Así como su pan dulce, igual de rica es la historia de una de las panaderías más emblemáticas, no solo de Monterrey, también de todo México; hablamos de la Panadería La Superior, un sitio que tiene una historia de más de 100 años y que se mantiene vigente en el gusto de los regiomontanos y muy seguramente encantará a nuevos visitantes.

De hecho, su nombre le queda corto, pues este lugar es mucho más que una cálida panadería, que ofrece coloridas imágenes de repostería y ricos olores, ya que también es una encantadora cafetería, que sugiere a sus visitantes una transportación en el tiempo.

Aunque no es tan conocida por las nuevas generaciones, Panadería La Superior, se encuentra en un lugar muy céntrico, a unas cuadras del tradicional Mercado Juárez, en el corazón de Monterrey. De hecho, la fachada de este icónico sitio, no corresponde a lo acogedor que esta panadería en sus interiores.

Esta panadería fue fundada en 1904, por lo que en este 2024 celebra 120 años de vida.

 

En este sitio podrás disfrutar de riquísimas malteadas, cafés, bebidas refrescantes, e incluso suculentas comidas corridas a precios accesibles.

 

La tradición se impone a cadenas comerciales

Acudir a degustar el pan y el café en Panadería La Superior, resulta una mucho mejor experiencia que acudir a algunas panaderías de algún centro comercial o a alguna moderna cafetería de alguna franquicia.

El sabor del pan que se hornea en este sitio es único, ya que es producto de un método artesanal de elaboración.

¿Dónde está ubicada Panadería La Superior?

Este nostálgico lugar se encuentra en la esquina de las calles Vicente Guerrero y Ruperto Martínez, en el mero centro de Monterrey.