El Mañana de Nuevo Laredo

11 septiembre, 2020

Le niegan atención a tamaulipeca embarazada; mueren sus gemelos


José Vladimir Escobedo Jiménez, esposo de la mujer embarazada. Foto: Expresso Press


Por Redacción


Compartir esta publicación

Este viernes, una joven embarazada de gemelos que sintió los dolores de parto, acudió al hospital Carlos Canseco de Tampico, sin embargo, no fue atendida por el personal y sus bebés nacieron en el baño del hospital; lamentablemente murieron.

De acuerdo a su esposo José Vladimir Escobedo Jiménez, con la voz entrecortada, dijo que acompañó a su esposa al baño, donde sintió fuertes dolores y optó por recostarla en el piso, mientras le hablaban a los doctores, momento en que su esposa dio a luz a uno de sus gemelos que aseguró, estaba vivo al momento de su nacimiento.

TE PUEDE INTERESAR: Cierran 4 mil empresas en Tamaulipas

José Vladimir, padre de los gemelos, dijo en entrevista que arribaron a las 6:30 de la mañana, al hospital Carlos Canseco de Tampico luego de que su esposa empezara a sentir dolores de parto.

“Nosotros tenemos una hoja referenciada, ya que era un embarazo de alto riesgo, era un embarazo gemelar y nos pidieron que acudiéramos al hospital más cercano, cuando se presentara una urgencia” dijo.

Indicó que cuando llegó al hospital y se dirigió al área de Ginecología le indicaron que había cuatro personas por delante, para atender a su esposa y que tenía que esperar

“Ya estaba en labor de parto, nos dijeron que la iban a atender; yo les di la hoja correspondientes que piden, porque tenemos una hoja de aquí del Centro de Salud para que nos pudieran dar una atención oportuna porque era un embarazo de alto riesgo” relató

Al llegar a Ginecología, le explicaron a la muchacha de ventanilla que su esposa María Inés traía dolores de parto.

“Nos dijeron, páseme los documentos y le dije, tengo también este documento donde dice que es un embarazo de alto riesgo y me lo enseñó por la ventanilla y me dijo no importa, hay cuatro personas más y pasan” detalló José Vladimir.

El joven dijo que tuvo que salirse del área, pues luego entró un guardia y le pidió que se saliera, pues lo regañaban por tener gente adentro.

“Como al 10 para las 8 me dieron chance de entrar para ver cómo estaba mi esposa y al entrar al nosocomio me encuentro con la sorpresa de que todavía a ella no la habían atendido y me dijo “me duele mucho, yo ya le dije a la muchacha que está en ventanilla que me duele, me duele y no aguanto más, que me duele mucho” señaló.

Indicó que en ese momento su esposa le dijo que quería ir al baño y fue cuando fueron al baño de urgencias que está al lado de Tococirugía.

“Cuando entramos al baño, me dijo que ya sentía la cabeza del bebé y lo que yo opté fue por recostarla en el piso del baño, le avisé a los médicos que estaban en Urgencias, les grité ¡Ya están naciendo los gemelos y es un embarazo de alto riesgo!”

Explicó que los médicos tardarán unos minutos en llegar cuando el gritó

“Mientras yo recibí a un gemelo le puse abajo (…) el bebé se movió, vi que estaba respirando y que movió sus manos y su dedos y fue cuando se la llevaron y me y me dijeron: espéranos ahí afuera, ahorita te avisamos y se los llevaron en una camilla “.

Indicó que minutos más tarde, el médico encargado de Toco, le mandó hablar y le dijo que lamentablemente habían fallecido los gemelos.

“Pero no me dijeron cuál fue el motivo por el que fallecieron, yo no yo no protesté nada, yo prefiero denunciar para que a a nadie le pase esto”

El matrimonio llegó a las 6:30 de la mañana y cuando nacieron los bebés eran cerca de las 8:15 de la mañana .

“Yo recibí lamentablemente a uno de mis hijos (…) yo sólo pido que tomen más atención de los hechos, que den la atención oportuna, que le crean a las personas lo que les dicen, para que no les pase a otras personas , porque en verdad es muy feo”

María Inés tenía 7 meses y una semana de embarazo.

Ahora el padre desempleado, busca los recursos para enterrar a sus dos gemelos.

Hasta el momento, el hospital Carlos Canseco, no ha emitido ningún comunicado al respecto.

Hace dos semanas, ocurrió un hecho similar: una mujer tuvo a su bebé en el estacionamiento del hospital Canseco porque le negaron la atención médica.

Mientras que un hospital privado de Altamira le negó la atención a otra mujer por deber 800 pesos y la madre tuvo a su hijo a bordo de la ambulancia de la Cruz Roja.


Compartir esta publicación

negligencia


Más noticias