El Mañana
Nuevo Laredo 25 agosto, 2019

Niños con obesidad podrían fallecer antes que sus padres

El exceso de peso es condicionante para el surgimiento de enfermedades crónicas, como la diabetes, la hipertensión e incluso obstrucción de las venas

Es urgente un cambio en la alimentación y el estilo de vida de los niños. FOTO: EMMA TREVIÑO / EL MAÑANA

4200

Por EMMA TREVIÑO

Según la Organización Mundial de la Salud, los niños de esta generación podrían morir antes que sus padres, debido a la obesidad. En Nuevo Laredo, 35 por ciento de los niños y adolescentes están pasados de peso.

Sólo en la Unidad de Medicina Familiar número 78 del Seguro Social, de los 12 mil 511 menores de 5 años registrados, 14.8 por ciento sufre de sobrepeso y 6.7 de obesidad. Mientras que de los 5 a los 9 años, de los 12 mil 671 adscritos a esta unidad 16.9 por ciento padece sobrepeso y 19.2 obesidad.

“Los padres no han dimensionado lo importante que es la alimentación y el peso de los niños, los serios problemas de salud que les puede traer a su vida a edades tempranas y todo a consecuencia de la mala alimentación y el sedentarismo que provoca a enfermedades como diabetes, hipertensión, obesidad”, expresó Francisco Mejía Barrientos, coordinador de Servicio de Salud de la Jurisdicción Sanitaria.

Destacó que la alimentación en la frontera se ha americanizado, ya que al trabajar mamá y papá, buscan tener en casa comida rápida, cuando este es uno de los principales factores que genera sobrepeso y obesidad en los niños.

Actualmente, Tamaulipas se ubica entre los cinco estados del país con más niños gordos y en el sexto lugar con más personas obesas de edad adulta, por lo que es importante cambiar la mentalidad de los neolaredenses y fomentar la actividad física con una sana alimentación, ya que esta condición ha causado que al menos la mitad de la población de esta ciudad padezca males crónicos.

Tanto la Secretaría de Salud como el IMSS cuentan con programas de orientación y nutrición para sus derechohabientes, pero son pocos los que hacen uso de estos servicios de manera voluntaria, casi siempre acuden cuando el médico familiar los canaliza, ya con una enfermedad crónica, de lo contrario no acuden.

Ante este panorama que afecta a los niños y adolescentes, exhortó a la comunidad a cuidar su salud, ya que el exceso de peso ha aumentado las enfermedades crónicas degenerativas, como consecuencia de la obesidad y el sobrepeso, por lo que reiteró cuidar la alimentación, ejercitarse y no ser adultos con enfermedades crónicas con muertes a tempranas edades.

“Los padres no han dimensionado lo importante que es la alimentación y el peso de los niños, los serios problemas de salud que les puede traer a su vida a edades tempranas y todo a consecuencia de la mala alimentación y el sedentarismo”.Francisco Mejía Barrientos


+ Más noticias