El Mañana

domingo, 20 de enero de 2019

Global Curiosidades 19 enero, 2019

Niños trans entienden su identidad de género desde los 3 años: estudio

Según psicólogos, los niños transgénero tienen un conocimiento sólido sobre quiénes son desde antes de entrar a preescolar

Paddy McGuire, una niña trans de 10 años, es retratada en 2017 en su casa en Leicester, England.

4200

Por HUFFINGTON POST

Las discusiones sobre cómo deben responder los padres cuando sus hijos les revelan que son transgénero deberían tener una solución sencilla. Según un nuevo estudio, la respuesta podría ser confiar en ellos, incluso si son tan jóvenes como de tres años.

El estudio, realizado por psicólogos como Kristin Olson, quien dirige el Proyecto TransYouth de la Universidad de Washington, analizó los intereses y el comportamiento de más de 250 niños, de tres a 12 años, durante aproximadamente tresaños y medio.

La investigación descubrió que lo que podría considerarse como intereses e identidades basadas en el género de los niños es altamente probable que no cambien con la edad.

El estudio, que también incluyó a psicólogos de la Universidad de Oxford y la Universidad de Massachusetts dividió a los niños en tres grupos.

En el primero estaban los niños que habían “hecho una transición social”, es decir, que habían cambiado sus pronombres de género, la forma en que se visten o usan su cabello, y su nombre. En otro, hijos que se ajustaban al género que tenían al nacer. Y en el tercero estaban los niños que no estaban de acuerdo con el género de alguna manera. Todos los niños del tercer grupo tenían cierto grado de interés en los juguetes, la ropa o el comportamiento generalmente asociado con el sexo opuesto al que se les asignó al nacer.

Después de reconectarse con los niños no conformes con el género dos años después de haberles preguntado inicialmente acerca de su identidad de género, el estudio descubrió que cuanto más fuerte era la no conformidad de género de un niño, más probabilidades tenían de hacer una transición social.

Por lo tanto, una niña que prefería jugar con camiones pero, por lo demás, estaba interesada en un comportamiento en gran parte “femenino” tenía menos probabilidades de hacer la transición que alguien que había nacido niña, pero que les dijo a los investigadores que se sentían más como un niño o que prefería jugar con los niños.

En otras palabras, fue el comportamiento de género y la identidad que los niños describieron a sí mismos lo que determinó si se realizarían la transición más adelante. Otros factores, como la afiliación política o el ingreso de sus padres, tuvieron poco efecto.

“Creo que esto no sorprendería a los padres de niños trans, y mis hallazgos a menudo son obvios para ellos”, dijo Olson a The Atlantic. “Parece bastante intuitivo”.

Charlotte Tate, psicóloga de la Universidad Estatal de San Francisco y mujer trans, dijo a la revista que el estudio reitera algo que ha encontrado en muchas conversaciones con personas trans.

“Uno de los temas más consistentes es que en algún momento temprano, a veces tan temprano como entre los tres y cinco años, existe la sensación de que la persona es parte de otro grupo de género”, dijo. “Cuando se les dice que son parte de su género asignado dirán que no, que eso no es correcto. ‘Eso no me queda bien'”.

El estudio también hizo otro descubrimiento significativo sobre la identidad de género en los niños. Los investigadores encontraron que si hacen o no la transición a vivir como otro género, hacen poco para cambiar su identidad y preferencias. Así que una niña transgénero que aún vive como un niño se siente tan “femenina” como después de hacer la transición.

Los investigadores también dicen que la identidad femenina previa, y posterior a la transición de una niña trans, es “comparable en grado” a la de una niña cisgénera, que nació femenina y se identifica de esa manera.

Sin embargo, el estudio tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, los investigadores escriben que el tamaño de su muestra es pequeño y que no existe una gran diversidad en términos de ingresos, educación o raza. Los psicólogos dicen que los niños transgénero son un área que podría beneficiarse de un mayor estudio.

Olson le dijo a la cadena de televisión CBS News que es común que los niños trans experimenten disforia de género, es decir, una “infelicidad, malestar y angustia persistentes acerca de la incongruencia entre el género que se le asigna, según su anatomía al nacer, en comparación con la forma en que experimenta el género internamente”.


MÁS NOTICIAS