El Mañana

domingo, 17 de febrero de 2019

Nuevo Laredo 10 febrero, 2019

No hay infraestructura para combatir influenza

En Nuevo Laredo no existe un laboratorio para confirmar los casos y tampoco un área que aísle verdaderamente a los enfermos y evitar más contagios

4200

Por EMMA TREVIÑO

En Nuevo Laredo no se cuenta con la infraestructura para la práctica de estudios confirmatorios de influenza y en ningún hospital público hay un área para aislar verdaderamente a los enfermos.

Durante enero, la Secretaría de Salud reportó siete personas hospitalizadas por influenza tipo A (H1N1), ninguna de ellas contaba con la vacuna contra esta enfermedad, y el común denominador es que se trataba de personas mayores de 60 años. Otras 13 personas más con la enfermedad respondieron al tratamiento convencional para esta cepa, con una recuperación total en sus casas.

Estos casos habían sido reportados por los hospitales de la Secretaría de Salud como el General Solidaridad y el Materno Infantil, informó Francisco Mejía Barrientos, coordinador de Servicios de Salud en la Jurisdicción Sanitaria número 5.

La Secretaría de Salud envía las muestras de casos sospechosos a Ciudad Victoria y debe esperar el diagnóstico en un periodo de tiempo indeterminado, que depende de la carga de trabajo que tengan las unidades en la capital del Estado.

Anualmente se detectan entre 30 y 40 casos y por ahora no se ha tenido un reporte de un repunte y que ponga en emergencia la atención de la población, declaró Ángel Contreras, epidemiólogo de la Unidad de Medicina Familiar No. 78 del Seguro Social.

Dijo que actualmente la influenza es una enfermedad denominada estacional.

“Por lo tanto lo que estamos haciendo, es que toda aquella enfermedad que parezca influenza le estamos dando tratamiento sin esperar a que se complique”, precisó.

Agregó que localmente no se tiene la forma para hacer un diagnóstico de certeza, pero, sin embargo, se ven casos muy parecidos a la influenza por lo que se les da tratamiento y hasta ahora han evolucionado satisfactoriamente.

“Es una temporada alta para los padecimiento respiratorios que es lo que tenemos, aunque el clima ha sido un poco benevolente con nosotros, pero sin embargo la transmisión de la influenza probablemente siguirá”, expresó.

Mencionó que las unidades cuentan con medicamentos suficientes y con toda las acciones para la contención y para detección temprana de esta enfermedad.

Sin embargo, los hospitales públicos carecen de infraestructura para enfrentar un brote de influenza en la ciudad. No hay instalaciones para aislar a los enfermos de forma eficaz para evitar que sean contagiadas otras personas, incluidos los trabajadores de la salud.

Es falso que las vacunas enfermen y son la primera línea de defensa.