El Mañana

martes, 26 de marzo de 2019

Nuevo Laredo 23 marzo, 2019

No puede entregar ‘Polo’ último viaje

El operador, originario de Nuevo Laredo, falleció entre las llamas tras chocar contra otra unidad; es el tercer percance en menos de 24 horas en la Nacional

4200

Por CARLOS TIJERINA

“Polo” hizo su último viaje en tráiler ayer por la madrugada por la Carretera Nacional, trataba de regresar a su natal Nuevo Laredo, pero nunca llegó… falleció entre llamas tras chocar aparatosamente contra un tractocamión que iba frente a él.

A bordo de la unidad 2275 de la empresa TUM, “Polo” Maldonado sufrió el accidente que le cobró la vida en el Kilómetro 157 de la carretera Monterrey-Nuevo Laredo; el escenario era devastador, pues toda su unidad quedó reducida a cenizas.

La tragedia, que se registró a las 4:00 de la mañana del viernes, provocó filas de por lo menos 20 kilómetros de largo, así como daños materiales de consideración.

Se trata del tercer accidente en menos de 24 horas registrado en la Carretera Nacional, derivado de la ampliación de dicha carretera en el tramo La Gloria-Nuevo Laredo. En los dos anteriores, no hubo lesionados, sólo daños.

El operador circulaba en los carriles de sur a norte y a la altura del Kilómetro 157, probablemente se quedó dormido al volante.

Después, el operador se impactó contra un tractocamión que iba frente a él, uno de la empresa New Way Transportes con el número económico 607, manejado por Juan Carlos, de 77 años, que transportaba en la caja una carga de azulejos o pisos.

Del fuerte impacto, el tráiler de TUM estalló en llamas, y el otro pegó contra un tercero también de la empresa New Way Transportes con el número económico 604, manejado por Mario, de 55 años, que iba frente al de Juan Carlos.

El cuerpo calcinado fue encontrado por las autoridades a las afueras de la unidad, se presume que trataba de huir del fuego, pero fue alcanzado por las llamas y al final falleció calcinado.

El accidente provocó filas de por lo menos 15 kilómetros de largo y por ello la Policía Federal de Caminos habilitó un carril a contraflujo en el sentido norte-sur para que quienes regresaban a Nuevo Laredo pudieran hacerlo por esa vía.

Personal del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Procuraduría General de Nuevo León, así como del Semefo, trabajaron en el área para realizar las investigaciones en torno al accidente. El cuerpo fue enviado al Servicio Médico Forense de Sabinas, Nuevo León. Los operadores fueron trasladados a esa ciudad para el deslinde de responsabilidades.