El Mañana de Nuevo Laredo

22 enero, 2021

Nuevo Laredo destrozado ¿y el alcalde?, ausente




En horario laboral el alcalde brilló por su ausencia, mientras la ciudad luce en el abandono

Por Martha Martínez


Compartir esta publicación

En un ejercicio realizado por El Mañana al acudir tres días consecutivos en horas hábiles a constatar la presencia del alcalde Enrique Rivas en las oficinas de Presidencia Municipal, fue notoria su ausencia, pues el área donde se estaciona su unidad y su equipo de seguridad, se encontraba vacía.

En las redes sociales del alcalde y/o del gobierno municipal no manifestó haber realizado alguna actividad fuera de sus oficinas que justificara su ausencia.

Dicho ejercicio consistió en acudir el martes 19 de enero a la 1:35 de la tarde, al día siguiente a las 12:15 del medio día y ayer de nueva cuenta a la 1:35 de la tarde, en las tres ocasiones se tomó evidencia fotográfica poniendo en primer plano un celular que revelara la hora en que se capturaba la imagen.

TE PUEDE INTERESAR: Enrique Rivas ineficiente y Nuevo Laredo lleno de baches

El horario para la mayoría de las dependencias del gobierno municipal concluye a las 3:30 de la tarde, durante el transcurso del monitoreo antes mencionado se cuestionó a personal del ayuntamiento sobre la ausencia del alcalde, limitándose las respuestas a señalar que “no se le había visto”, sin dar mayor detalle de su paradero, actividades o asiduidad.

Las prologadas ausencias del alcalde no son raras, por ejemplo, el viernes se hizo el mismo experimento y se le buscó en varios horarios distintos, pero tampoco estaba en su oficina.

Para los ciudadanos, la ausencia del alcalde no es justificable, especialmente si se considera que en un trabajo una persona es dada de baja por no presentarse a trabajar cuatro días en un mes.

RIVAS, UN ALCALDE CUESTIONADO

El desempeño de la administración de Enrique Rivas ha sido cuestionado recientemente en el marco de la publicación de los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana -realizada por el INEGI- en el que 61.9 por ciento de los neolaredenses encuestados consideró al actual ayuntamiento como inefectivo para resolver los problemas inmediatos del núcleo urbano durante el tercer trimestre del 2020.

En la misma encuesta se reveló que el 94.2 por ciento de los neolaredenses consideró los baches como uno de los principales problemas de la ciudad.

Constantemente la comunidad reporta o denuncia las malas condiciones del pavimento en diversos sectores de la ciudad, pues ya no es solo el poniente el sector que se consideraba en abandono por parte de la autoridad, sino toda la ciudad.

Otro de los cuestionamientos recientes han sido las obras consideradas caras y de bajo impacto, como el paradero de autobús con un costo superior a los 302 mil pesos, ubicado en el extremo norte de la calle Paseo Colón, en donde la demanda de usuarios del transporte público es baja, mientras que en vialidades de gran afluencia como Eva Sámano, los ciudadanos deben esperar el camión a la intemperie y en estrechas banquetas.


Compartir esta publicación

Más noticias