El Mañana

viernes, 15 de febrero de 2019

Estado 5 febrero, 2019

Nuevo Laredo y Reynosa en la mira de Guardia Nacional

En las regiones del país con alta incidencia delictiva serán desplegados bloques de 600 efectivos

En las regiones del país con alta incidencia delictiva serán desplegados bloques de 600 efectivos

4200

Por EL MAÑANA DE REYNOSA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Guardia Nacional entrará en funciones oficialmente hasta octubre de 2019, con un estado de fuerza inicial de entre 20 y 22 mil elementos del Ejército, la Marina Armada de México y la Policía Federal.

En las regiones del país con alta incidencia delictiva serán desplegados bloques de 600 efectivos; en las de nivel medio, 450, y en las de nivel bajo, 300, según el plan de acción de las secretarías de la Defensa Nacional, de la Marina Armada y Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Las dependencias clasificaron 153 municipios como los más violentos, entre los que destacan Reynosa, Nuevo Laredo, Tijuana, Los Cabos, Ciudad Juárez, Manzanillo, Apatzingán, Ecatepec, Chilapa de Álvarez, Zapopan, Culiacán y Xalapa, entre otros; 54 con un nivel medio y 59 con uno bajo.

Los más de 20 mil efectivos que conformarán la Guardia Nacional en su inicio serán entrenados en instalaciones de la SSPC y la Secretaría de Marina (Semar).

Una vez que se despliegue por el país el primer bloque, se ampliará la cobertura de 150 a 200 regiones con la incorporación, para 2020, de 20 mil elementos adicionales, hasta llegar a los 50 mil que el gobierno federal tiene contemplados para este cuerpo de seguridad.

Desde diciembre, las fuerzas federales operan en 150 de las 266 regiones en las que se dividió el territorio nacional como parte del plan de paz.

Según el análisis, la estrategia de seguridad del nuevo gobierno dejó fuera a 104 municipios con problemas de inseguridad y violencia por el crimen organizado e incluyó 70 nuevos.

Tampico y Altamira, Tamaulipas, Tecomán, Colima; Coyuca de Benítez, Guerrero; Buenavista Tomatlán y Tepalcatepec, Michoacán, y Amozoc y Tierra Blanca, Veracruz, son algunas de las alcaldías que no fueron contempladas en el plan de seguridad y que en la administración pasada eran prioritarias.