LA AMNESIA DE RIVAS

Villas, la promesa que no se cumplió

La repavimentación de concreto hidráulico en la calle San Armando entre Santa Juana y Santa Brígida es una de las obras inconclusas… y con doble promesa de campaña
lunes, 11 de octubre de 2021 · 08:13

En noviembre del 2018 Enrique Rivas dijo que no se saldría de Villas de San Miguel hasta pavimentarla toda, pero su administración concluyó y él se fue junto con su promesa.

Una de las peores obras inconclusas y con doble promesa hasta en campaña, es la repavimentación de concreto hidráulico en la calle San Armando entre Santa Juana y Santa Brígida, en la que se invirtió 1 millón 672 mil 516 pesos que inició en el 2019 y hoy en día presenta solo un 35% de avance.

“Tenemos más de un año con la calle hecha un mugrero, agua estancada. Primero era pura tierra, piedras, pero con las lluvias se comenzó a acumular el agua, hoy en día ya fluye pura agua negra y vea como está, mosquitos por doquier, no podemos comer ni agusto por el olor que se mete hasta nuestras casas.

Las calles se han convertido en basureros que afectan la salud de los vecinos.

No es justo”, expresaron los vecinos, mientras una de ellas, movía escombros para evitar se encharcará el agua justo a la puerta de su casa.

Algunos de ellos, han enfermado hasta de dengue, pero las autoridades de la administración saliente, nunca respondieron a las necesidades de los habitantes. “Nada más nos vino a engañar.

Esta calle tiene más de un año que está así y la verdad está bien feo y nos afecta a todos. Son aguas negras y ya hasta algunos vecinos se han enfermado de dengue por lo mismo”, dijo Lorena, habitante de la cuadra.

A diario los residentes de Villas de San Miguel luchan con la suciedad en sus calles.

Así como esta calle, en la colonia, existen más obras inconclusas y la promesa que Enrique Rivas Cuéllar les hizo a la ciudadanía, no fue cumplida, dejando ahora a los habitantes de uno de los sectores más populares en la ciudad, en abandono durante cinco años, pues Villas de Sanmiguel, no tuvo mejoría.