596 días sin cruces

Resisten Laredos y alistan reactivación

Con la apertura de los puentes, comerciantes de ambas ciudades esperan que ventas e intercambio comercial repunten a niveles previos a la pandemia.
domingo, 7 de noviembre de 2021 · 09:19

Han transcurrido 596 días desde que se restringieron los cruces terrestres considerados no esenciales a los mexicanos con visa de turista. Hoy a la medianoche (al primer minuto del 8 de noviembre) terminarán las restricciones para devolver el dinamismo fronterizo a los dos Laredos, para un posible repunte en el intercambio comercial a niveles prepandémicos.

Desde el 21 de marzo del 2020 que se oficializó el cierre parcial de los puentes internacionales, se generó un contraste en este puerto fronterizo, pues mientras Laredo sufría los estragos, Nuevo Laredo se fortaleció, al mantener al comprador cautivo, derivando incluso en la apertura de decenas de nuevos negocios.

REACTIVACIÓN LISTA

La suspensión de las restricciones ayudará también a recuperar ingresos en el Sistema de Puentes de Laredo, que es la segunda fuente de recursos más importante del municipio después de los impuestos prediales.

En un recorrido realizado por EL MAÑANA previo a la apertura de puentes, se comprobó que en muchos comercios han llenado sus anaqueles de mercancías en espera de grandes ventas. En Walmart los pasillos están repletos de televisores y otros aparatos electrónicos, además de adornos navideños, ropa y juguetes.

Esta cadena tiene cuatro ubicaciones en Laredo. Si bien la ciudad recibió nuevos restaurantes y algunas tiendas pequeñas en los últimos 20 meses, también perdió algunas muy tradicionales como Dillard’s, Sears, Toys R Us, K-Mart y Stein Mart, entre otras.

NLD SE HIZO ECONÓMICAMENTE FUERTE EN PANDEMIA

En Nuevo Laredo economistas locales pronostican que las Pymes surgidas en pandemia sobrevivirán, sin embargo, hay ciertas consideraciones a tomar en cuenta.

“El elemento más importante para el desarrollo económico de Nuevo Laredo seguirá siendo el desarrollo de la pandemia”, expuso el economista Mario Canales Almanza.

“Además el comercio mundial se está viendo afectado por las cadenas de valor intercontinentales, creando una oportunidad para fortalecer la regionalización del suministro de bienes; el T-MEC es y seguirá siendo un factor fundamental para la economía de ambas naciones”.

El también columnista invitado de este matutino explica que, aunque se espera un impacto inmediato para los negocios locales de Nuevo Laredo con la apertura de puentes, el comercio de esta ciudad fronteriza seguirá contando con sus ventajas.

“Hay mercado para todos, los negocios de Nuevo Laredo cuentan con elementos de ventaja competitiva y deben proteger ese margen. Han sido meses difíciles para los negocios por la pandemia, además de la inflación, que empieza a filtrarse hacia aumentos de precios con impacto en la hoja de balance de cada negocio”.

CONSUMO LOCAL, UNNUEVO HÁBITO

Para el economista Alberto de León Casso, un punto importante a considerar es que la pandemia obligó a las personas a consumir en Nuevo Laredo, por lo que la reapertura de puentes pondrá en el balance de cada ciudadano los gastos adicionales que implican cruzar a comprar al “otro lado”: casetas, Sentri o gasolina, siendo que muchos productos ya se encuentran del lado mexicano, generando nuevos hábitos de consumo luego de haber dado oportunidad al comercio local.

“La gente local de las fronteras se dio cuenta que muchos productos que compraban allá (EUA) ya existen aquí, que son de buena calidad y a buen precio”, argumentó.

De acuerdo a lo pronosticado por Alejandro Urbiola, presidente de la Cámara de Comercio local, acerca de que se mantendrá un esquema positivo ante la apertura comercial binacional, los economistas dictan la misma posibilidad, al servir estos casi dos años de posicionamiento para el mercado local.

Listos los comercios en Laredo

En Laredo la falta de visitantes mexicanos comenzó a afectar seriamente, primero a los comercios del centro de Laredo, que dependen casi en un 100 por ciento de los compradores de Nuevo Laredo, y luego al resto de los establecimientos comerciales, así como a los hoteles.

“Nosotros tratamos de aguantar lo más posible, mantuvimos la tienda abierta nueve meses hasta que ya no pudimos más y cerramos; 10 meses después reabrimos para recibir a los compradores mexicanos con la esperanza de comenzar a recuperarnos”, dijo Kumar Satinder, dueño de la perfumería La Continental.

Agregó que los visitantes mexicanos son quienes sostienen las ventas de los comercios del centro y, sin ellos, muchos tuvieron que cerrar. Aunque no hay estadísticas oficiales, se estima que nueve de cada 10 tiendas en el centro de la ciudad cerraron por falta de clientes y ahora se espera que al menos la mitad de ellos puedan reabrir.

“Algunos no van a regresar porque se gastaron sus ahorros durante estos 20 meses y tuvieron que trabajar en otra cosa; sé de algunos que se fueron de traileros o a las norias, la pandemia se llevó sus sueños de ser comerciantes”, indicó.

Debido a la falta de visitantes de México, Laredo sufrió una severa caída en sus ingresos por impuestos sobre ventas, ya que se estima que los turistas mexicanos representan del 50 al 60 por ciento de las ventas, y en días festivos mucho más. Raúl Reyes, tesorero de Webb, dijo que hubo una recuperación en los ingresos de impuestos sobre ventas en los últimos 12 meses debido a los cheques de estímulo otorgados por el gobierno federal y, con dinero en sus bolsillos, los laredenses gastaron en compras que generaron impuestos.

Más de