COMUNIDAD

Banquetas de Nuevo Laredo, inservibles para los peatones

Las banquetas de la ciudad, en lugar de ser un beneficio, se han convertido en un problema de tránsito para las personas con capacidades diferentes y adultos mayores
lunes, 3 de mayo de 2021 · 07:37

Deterioradas, fracturadas por las raíces de árboles; obstruidas por automóviles, botes de basura, señalamientos de tránsito y hasta por casas extendidas, las banquetas en Nuevo Laredo se han convertido en un calvario para el peatón, en especial para quienes sufren de alguna discapacidad motriz.

En Nuevo Laredo, hay alrededor de 15 mil personas con discapacidad, mismos que se ven imposibilitados a transportarse de un lugar a otro, sumado a que las banquetas carecen de rampas adecuadas y del respeto por parte de la misma ciudadanía, pues incluso son usadas como estacionamiento.

Algunas áreas son tan estrechas, “gracias” a la mala planeación en la colocación de postes de energía eléctrica y construcción de las aceras. FOTOS: EDDIE DE ALBA/ EL MAÑANA

“En Nuevo Laredo no han pensado en los adultos mayores, mucho menos en las personas discapacitadas; es difícil para nosotros movernos por las banquetas, no sólo por los obstáculos a los que nos tenemos enfrentarnos, además están en muy mal estado.

Ahora la única solución que hicieron fue pintar sobre las mismas banquetas viejas y desgastadas”, señaló Adriana, quien se moviliza en una silla de ruedas.

Resaltó además que la ciudad no es apta, tanto para los que pueden caminar, como para los que no, pues la única manera de trasladarse es arriesgando la vida a través de la vía pública, misma en la que tienen que lidiar con el flujo vehicular y la falta de cultura vial de los automovilistas. 

En la mayoría de las aceras puede observarse que no hay rampas para discapacitados o adultos mayores.

Aunque por un lado, algunas rampas de ciertos lugares comerciales no cuentan con los lineamientos debidos para su elaboración; en otros casos, estas son obstruidas por automóviles que no respetan la señalización, vulnerando al mismo tiempo la posibilidad de movilidad de cualquier persona de la tercera edad o con discapacidad.

Es común ver el deterioro de las banquetas, que imposibilita a personas que tienen que usar silla de ruedas a transitar por ellas.

PROBLEMA SIN FIN

“Aquí se batalla por todos lados y es un problema viejo del cual las autoridades no le ponen la más mínima atención.

Tenemos banquetas viejas, huecas, sobre todo en el centro de la ciudad, en el que sólo quienes tenemos a una persona con discapacidad sabemos lo que se batalla para ayudarlos a movilizarse por las vías, es casi que imposible”, expuso don Heriberto, neolaredense de la tercera edad.

Otro de los factores que imposibilita andar por las banquetas es la falta de sensibilidad de las autoridades, quienes se han olvidado de darles mantenimiento, y de la ciudadanía por no tener cultura de la limpieza

Aunque es un problema con el que padece toda la ciudad, hay zonas donde el problema permanece con más frecuencia, tal es el caso de la calle Venezuela, entre Guerrero y Ocampo; la avenida Guerrero, entre otras.

En la calle Allende (desde la Lincoln) de las banquetas queda poco o nada, pues estas se encuentran llenas de tierra, césped crecido, deterioro del pavimento y registros de agua en mal estado, lo que ha ocasionado más de un accidente, derivado del nulo mantenimiento de autoridades y ciudadanos, así como una nula cultura.