Demandan auditoría al municipio

Reclama el pueblo, ¿y los 3,500 millones de pesos?

Habitantes de las colonias Blanca Navidad, Francisco Villa, Insurgentes, entre otras, protestaron en la Presidencia por cuatro horas
viernes, 16 de julio de 2021 · 08:27

Por cuatro horas consecutivas, las puertas de la Presidencia Municipal y el edificio anexo fueron bloqueadas por vecinos de diversas colonias que se manifestaron ante la falta de respuesta e incumplimiento por parte del Ayuntamiento a los compromisos hechos con los neolaredenses.
Desde las 10:30 de la mañana hasta las 2:40 de la tarde, habitantes de las colonias Blanca Navidad, Francisco Villa e Insurgentes, entre otras, se plantaron de forma pacífica cuestionando el presupuesto del 2021 de 3 mil 500 millones de pesos, que ellos no han visto reflejados en sus colonias.

“Enrique Rivas Cuéllar, el anterior presidente municipal panista, no nos recibe; éste salió más ladino, nos promete y no cumple. Esta es la enésima ocasión que venimos a hacer acto de presencia para que cumpla sus promesas”, expresó Óscar Pérez, líder de los colonos.


“NO HAY DINERO”

El 21 de junio, en el Centro Cívico, ante la presencia de más de 100 vecinos de las diversas colonias, el presidente suplente Arturo Sanmiguel Cantú y síndicos, además del secretario de Obras Públicas y Ecología, hicieron un compromiso que hasta ahora no ha sido cumplido.
El argumento que las autoridades del actual gobierno dan desde el pasado 7 de junio -un día después de las elecciones- ha sido que “no hay dinero”.
La principal petición es la limpieza -desazolve- del arroyo El Coyote, que cruza por la Colonia Francisco Villa, y que desde el año pasado han estado solicitando el apoyo.
Con pancartas los vecinos cuestionaron “¿dónde está el presupuesto?, 3 mil 500 millones, ¿quién audita?”, argumentando que al haber transcurrido apenas medio año en el que no se ejecutaron obras de relevancia, además de que las vialidades en toda la ciudad se encuentran en mal estado, les resulta difícil creer que no tengan presupuesto para atender sus reclamos.


DE PUERTAS CERRADAS

A los vecinos no se les permitió la entrada a la Presidencia, pues buscaban un diálogo con el alcalde, pero al llegar, los guardias les negaron el paso, por lo que decidieron interrumpir los accesos y salidas incluso del personal que labora en ambos edificios, entre ellos al director de gobierno, Roberto García Capistrán, a quien abuchearon en más de una ocasión, tras exigir a uno de los líderes colocarse el cubrebocas.

“Ahora sí lo exigen, pero cuando estuvieron en campaña hasta de beso nos saludaban. Si usted entra, entramos todos”, le replicaron en coro.