Sin terminar sólo la tapan

Municipio frena obra; dicen no hay dinero

Vecinos reclaman a las autoridades la rehabilitación del subcolector Anáhuac, que sólo abrieron y no lo terminan
jueves, 19 de agosto de 2021 · 08:19

La obra comenzó hace un mes y medio y ya se detuvo, porque “no hay dinero”, aseguraron trabajadores.
Se trata de la rehabilitación del subcolector Anáhuac, que abarcaba más de mil metros y en la que se pretendía invertir 12 millones 522 mil pesos.
“Aquí estamos tres empresas a las que nos dijeron que paráramos la obra porque ya no había dinero.
Ya no le vamos a seguir, porque el proyecto abarcaba hasta allá, en la calle Ocampo”, expresó un trabajador en la obra, que apenas llegó a la avenida Reynosa.
Esto ocurre a cinco semanas de concluir la actual administración, en la que se han presentado constantes problemas urbanos, principalmente viales y con colectores pluviales, desde un pequeño bache hasta grandes hundimientos.
Nuevo Laredo tiene uno de los presupuestos más altos del país per cápita, con 3 mil 500 millones anuales.
Para los vecinos de la colonia Los Álamos, la obra en cuestión fue una pérdida de tiempo, principalmente para quienes tienen negocio, pues las calles fueron cerradas, lo que disminuyó el tráfico vehicular del sector.
“Pues la obra no nos dejó estacionarnos en nuestros espacios, ha provocado que la tierra esté dentro de nuestras casas, pero sobre todo que haya sido un desperdicio de tiempo si no va a quedar terminada, pues al rato los problemas van a continuar”, dijo una ama de casa en el sector.


NO HAY DINERO

No es la primera vez que el Ayuntamiento argumenta que no hay dinero, pues a ciudadanos que se han manifestado en más de una ocasión en la alcaldía para exigir la solución a diversos problemas, el mismo edil les ha señalado que en este momento no se cuenta con los recursos suficientes para atender sus peticiones.
Así como el subcolector Anáhuac, existen otras obras que llevan meses ejecutándose y sin plazo para terminarlas, una de ellas es el socavón de González y América, que ha derivado en el cierre del populoso crucero desde el primero de junio y aún es incierta su conclusión.

Más de