EN CINCO AÑOS, NO HUBO INVERSIÓN

Calles de Nuevo Laredo en deplorable estado; colectores a punto de colapsar

Actual administración reconoce que el sistema de drenaje está 75 por ciento obsoleto; sólo se limitaron a tapar con tierra y piedras decenas de socavones
jueves, 26 de agosto de 2021 · 08:21

Cinco años, 15 mil millones de pesos después y con la administración a punto de irse, es cuando el Municipio reconoció el mal estado de las calles de Nuevo Laredo: 75 por ciento de los colectores están obsoletos o a punto de colapsar.

Y pese a que durante cinco años no hubo una verdadera inversión para rehabilitar el sistema de drenaje de aguas residuales de la ciudad, la actual administración panista pretende dejar el problema como herencia.

 “Quisiera dejar claro que es un problema serio. Nuestro drenaje sanitario en la ciudad el 75 por ciento está obsoleto, es tubería de concreto que ya caducó, es necesario atender y hacer conciencia como servidores públicos que a partir de ahora hay que invertir más recurso en los próximos planes de Obra Pública en el drenaje sanitario”, expresó Édgar Benavides, gerente técnico de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa).

Benavides explicó que cada nuevo socavón deriva en un brote de aguas residuales que surge de las fugas en los colectores, con el consecuente daño a las vialidades.

Socavones en Nuevo Laredo

Según datos de Comapa, de mayo a la fecha se han registrado al menos 105 socavones, de los cuales según la entidad municipal han avanzado en 71 por ciento, sin embargo, aunque hasta la fecha son múltiples los hundimientos que aún prevalecen, muchos de los que asegura haber atendido Comapa, solo están sepultados con tierra.

Según lo señalado por Benavides, los hundimientos que se han presentado son de 20, 30, 45, 61, 76 y 91 centímetros de diámetro, teniendo desde uno hasta seis metros de profundidad, a pesar de ello, hay muchos que aunque denotan su brote, aún no hacen su aparición.

Comapa tiene otros datos

Mientras que Comapa asegura haber reparado 74 de los 105 socavones, los neolaredenses dicen tener otros datos o percibir una realidad distinta, ya que para algunos la ciudad ha ido en retroceso en vez de mostrar un avance, con calles, según señalan, inaceptables por toda la ciudad.

“Es triste ver que Nuevo Laredo, tan importante que es este paso fronterizo, padezca de tantos males, uno de los más grandes es el pésimo estado de las calles de Nuevo Laredo, donde uno menos piense aparece un socavón o un bache, y en vez de que las autoridades lo solucionen, lo que hacen es que se mantenga por los años que siguen”, señaló el neolaredense Noé Gutiérrez.

Socavones olvidados

En cruceros como Juárez y Venezuela, el socavón lleva incluso más de dos meses sin que reciba mayor atención que echarle tierra; de esta misma manera, el de Leandro Valle y 5 de Febrero, con más de cinco meses de haber aparecido en casi la mitad de la transitada calle; hoy ya hasta aumentó su tamaño.

En otros casos los ciudadanos han optado incluso por colocar ramas, llantas y otros objetos para alertar a los conductores del peligro que implica la desatención de los baches y socavones, que aunque hasta la fecha no ha generado un accidente trágico, sí les ha costado en el bolsillo a los automovilistas, pues los carros, debido al mal estado de las calles de Nuevo Laredo, son los que pagan las facturas.

Arreglos a medias

En algunos de los socavones la “reparación” implicó únicamente relleno con tierra y piedras, dejando espacios de terreno inestable y un tramo de vialidad a medias.

Tal es el caso de pozos ubicados en el crucero de Eva Sámano y Pino Suárez, en donde a pesar de que fue reportado por habitantes de la colonia Buenavista, hoy continúa siendo un problema, sin importar que haya sido “reparado”. No es este el único caso en las calles de Nuevo Laredo, razón por la cual los ciudadanos desaprueban la labor realizada por la comisión.