IMSS

Pide cambiar para prevenir cáncer

lunes, 20 de septiembre de 2021 · 08:17

Personal de Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social exhorta a las mujeres a cambiar sus estilos de vida por otros más saludables para prevenir el cáncer de mama, que es la primera causa de muerte en la mujer.

Enfermedad que no es exclusiva de las mujeres, sino un tema de salud pública que involucra al hombre y a su familia.

Juliá n del Carmen Granados, director de la Unidad de Medicina Familiar no. 78, del Seguro Social, dijo que una buena alimentación, práctica diaria de ejercicio, así como participar en la detección temprana mediante la autoexploración, son factores determinantes en la mujer para prevenir el cáncer de mama, Destacó que la autoexploración se recomienda desde los 20 años cada mes, por lo que es importante que la mujer reconozca su tejido mamario e identifique cuando algo es normal y también cuando no lo es.

Otras acciones preventivas, externó, son la revisión clínica anual, desde los 25 años, y la mastografía desde los 40 y hasta los 69 años, para aplicarse cada dos años.

La directiva destacó que el cáncer de mama no surge por causa de un único elemento, sino que está relacionado a diversos factores que condicionan el desarrollo de la enfermedad.

Entre éstos, señaló el especialista del IMSS sobresalen la edad, antecedentes hereditarios del padecimiento en primera línea; enfermedades previas o tumores de cualquier tipo en esa glándula; no haberse hecho la autoexploración o la mastografía; vida menstrual prolongada y uso de terapia de reemplazo hormonal en mujeres menopáusicas, entre otros.

Del Carmen Granados indicó que también influyen una alimentación rica en carbohidratos y baja en fibra; dieta rica en grasas tanto animales como ácidos grasos, que condicionan sobrepeso y obesidad, que representan otro factor de riesgo principalmente en la postmenopausia, así como el sedentarismo, alto consumo de alcohol y el tabaquismo.

Sin embargo, refirió que la persona que no está informada, carece de elementos para hacerse una detección temprana, aunque existen otros mitos que también impiden la decisión de la mujer para hacerse el examen.

Dijo que como ejemplo de esos mitos están el uso de ropa ajustada, los sustos y los golpes; el miedo a realizarse la mastografía para evadir un posible problema de salud; temor a que duela mucho, sentirse bien de salud, no disponer de tiempo y falta de apoyo de la pareja.

Resaltó que el cáncer de mama no es un problema exclusivo de las mujeres, sino un tema de salud pública que involucra al hombre, a la familia y a la sociedad en su conjunto.

“Es momento de detectar el cáncer de mama a tiempo y de salvar vidas”.