Fenómenos climatológicos

Se forma pequeño torbellino y es captado por los Dos Laredos

Una nubosidad en forma de torbellino se formó en el cielo durante algunos y fue captado por habitantes de los Dos Laredos
viernes, 1 de julio de 2022 · 19:08

Un pequeño torbellino se formó en el cielo de los Dos Laredos y no pasó desapercibido por muchos de sus habitantes, quienes con sus teléfonos celulares captaron el curioso fenómeno.

Desde Nuevo Laredo y Laredo, Texas se podía apreciar una serpentina nubosa que parecía que iba desde el suelo hasta un conjunto de nubes en el clelo.

Torbellino en los Dos Laredos

El fenómeno duró escasos minutos, tiempo suficiente para ser grabado y fotografiado por varias personas. Otros pobladores se quedaron con las ganas de captar el momento debido a que solo duró unos cuantos minutos.

torbellino

Los vientos del torbellino fueron de tan corta intensidad que no tuvieron la fuerza de alguna afectación y solo sirvió para poder tener un bonito recuerdo gráfico del inicio de julio en la región.

¿Qué es un torbellino?

Un torbellino en meteorología es aquel fenómeno donde el aire gira alrededor de un eje fijo, en forma muy rápida, a la manera de una columna de aire, vertical y giratoria.

Los torbellinos no distinguen zonas ni estaciones del año, es la formación de turbulencias, por diferencias de velocidad, que se registran cuando una masa de aire se desplaza rápidamente entre dos regiones. Al llegar a tocar tierra, forma remolinos pequeños o intensos.

torbellino

El polvo, tierra y otros materiales que no tengan demasiado peso, se levantan del suelo al paso del torbellino. A diferencia de los tornados, no se hallan acompañados de ráfagas de viento fuerte, ni de tormentas eléctricas. En general no son tan poderosos.

El fenómeno que se presentó hoy es de tan poca potencia que no se reportó ningún daño o afectación.

torbellino los dos laredos

Usuarios de Facebook trataron de ubicarlo del lado americano en la ciudad de Laredo, Texas, por el rumbo del Loop 20.

Esta vez, el torbellino en los Dos Laredos fue un buen motivo para levantar la vista al cielo y apreciar uno de tantos fenómenos que a diario ocurren en nuestro planeta.