Historias locales

Ana soñó de niña con tener muchas mascotas hoy tiene 28 animalitos que llenan de amor su hogar

Cuatro personas, pollos, pavos, gallinas, conejos, tortugas, pájaros, y gatos comprenden esta enorme familia neolaredense con la que Ana siempre soñó.
martes, 26 de julio de 2022 · 17:51

En nuestra ciudad fronteriza existe un hogar que sin duda es peculiar, en su interior convive una familia de cuatro humanos y 28 animales de distintas especies que viven en armonía en el bonito jardín delantero de la propiedad; la responsable del cuidado de esta enorme familia se llama Ana, una joven mujer neoladerense que está cumpliendo su mayor sueño de niña. 

Desde que era pequeña, Ana tenía un amor inmenso por los animales y solía llegar a casa con distintos animalitos rescatados, según relató para El Mañana de Nuevo Laredo, su más preciada mascota de la infancia fue una gallina ponedora que crió desde que era un pollito y desde ese momento decidió que cuando fuera grande tendría una casa llena de animalitos a los que les daría amor y cuidado. 

Cumple su sueño de niña

Cumpliendo con su promesa de la infancia, Ana hasta ahora ha tenido todo tipo de animales en su hogar, ella junto con su esposo y sus dos pequeñas hijas dan cuidado a: 2 pavorreales, 3 pollos japoneses y sus 4 pollitos, 4 pollos cubanitos, 2 conejos, 2, gallinitas de guinea, 2 agapornis, 2 tortugas de tierra y 7 gatos, que en total suman 28 mascotas. 

Es probable que el lector se esté preguntando ¿Cómo hace Ana para que todos los animales convivan sin pelear? pues es bien sabido que los animales suelen tener diferencias, sin embargo, tal parece que no es una tarea tan complicada como pareciera.

"De alguna manera saben (sobretodo los gatos) que son de la casa y son familia. Cuando llega alguien nuevo a veces los tenemos adentro de la casa y los sacamos diario para que los demás los vean y lo vayan conociendo. Hasta que llega el día en que ya se queda libre por el jardin. Y no pelean, los gatos son juguetones, y cuando se pasan son los pavorreales quienes los meten en cintura. Pero en general todos conviven en armonía, comen juntos, juegan, duermen."  aseguró Ana

Un ejemplo de dedicación 

Ana ha dado hogar a un sin numero de mascotas a las que ha brindado su amor y cuidado, volviendo esto parte de su rutina de ama de casa, maestra de música y diversas actividades, entre las que siempre deben estar reservadas de 2 a 3 horas al día, mismas que dedica sin excepción al cuidado de sus mascotas. 

"Todos los días por la mañana se les dedica entre 2 a 3 horas. Ya que hay que limpiar, darles de comer, cambiar sus contenedores de agua y sobretodo estar al pendiente de cada uno, hay que darles su dosis de amor. Por la tarde ya que cae el sol les volvemos a dar de comer y cambiar sus contenedores de agua si es necesario."  Explicó

Las mascotas forman parte esencial de la familia, que gracias a su buen corazón, siempre está con las puertas abiertas a la llegada de más integrantes, y aunque digan que "ya no hay más espacio" si encuentran a un animal en necesidad, buscan la manera de integrarlo a la familia. 

"La primera palabra de mi hija mayor fue "Gato", no fue mamá ni papá. Fue "Gato"  porque desde que nació convivió con Figaro, un gato que quiso mucho a mi niña, dormían, comían, la enseño a gatear ...  suena loco pero él siempre estaba con ella. Si ella lloraba de inmediato iba a cerciorarse que nadie le estuviera haciendo daño y no se separaba de ella." Contó como para finalizar la entrevista. 

 

MJC