Con el Mazo

El tamaño del mugrero

jueves, 14 de octubre de 2021 · 08:23

En sesión de Cabildo este jueves de verduras -¿ver duras? durísimas-, verdolagas, berenjenas, tubérculos, frutas, legumbres, hortalizas y lo que se vaya cosechando, saldrá a la luz la pus, el chiquero, el batidillo y el raterío cometido primero por Enriquecido Rovas, así como lo que en menor tiempo, le tocó hurtar, desmadrar y tirar a león al supletorio de Veturro Sanmugrel. Neta que se bañó este dueto de ratas. No se robaron ellos mismos, porque cada uno se conoce muy bien y no podrían quererse tener a sí mismos, si saben que no sirven para nada.

CANTE JONDO DE CARMEN

Bien flamenco pero sin flemas y bastante andaluz pero sin tablao. Dicen que la Ópera Carmen, trata de una bella gitana sevillana, de bravías pulgas. Acá en el tercer Laredo -no en el de la madre patria-, se pronostica que hoy, el canto será más que profundo y ni hablar del baile que les pondrá nuestra Carmen local a estos majos rateros. La fina dama, les entonará a la vez que les zapateará, desde bulerías, hasta fandangos y les bailará más de un tango. En fin, los siete palos del flamenco serán pocos en esta exhibidota bañada para los cacos de ayer.

DIRÍA JOSÉ ALFREDO

“Porque sé que de este golpe ya no voy a levantarme”, así esperamos el pueblo de Nuevo Laredo, que de tal calibre sea la balconeada gacha que le pegue esta mujer al ladrón de Rovas y a todo el grupo de panosos facinerosos que mamaron del 1 de octubre del año 2016 a este 30 de septiembre de 2021 (cinco añotes). Que lo de hoy en sala de cabildo, sea el paso previo a las demandas legales o judiciales, para conseguir darles chirona, al granuja mayor y a unas cuantas de sus rémoras rateras.

TODA UNA GAVILLA

Y deben ser varios los que a la postre caigan, porque además del pillo de tres pelos, hay varios que son nuevos ricos en la ciudad, luego de que vivieron sus mejores cinco años de maldita existencia de cada uno de estos secuaces. Hay muchos que se bañaron sin agua, ni jabón. Se papearon de lana. Así que hoy vamos a ver cuáles son los departamentos y direcciones municipales que se mencionarán, para saber dónde estuvo el degenerado manoseo de nuestro erario. Con nombres y apellidos conoceremos quiénes cometieron el vil fornicio a nuestro tesoro. “Y la caterva de ratas son…” es lo que queremos deducir los nuevolaredenses.

CON CACAHUATES Y PALOMITAS

Esta sesión de cabildo nos la tenemos que chutar con botana y chescos, tanto como para que no nos caiga de peso la noticia de las porquerías cometidas en el lustro pasado, como para pasarla de peluches en este trago amargo de las cuentas alegres, los trinques y los deudones locos que se van a manejar hoy en la sala “Niños Héroes” de presidencia burricipal. Nos chutaremos el evento desde la comodidad de nuestro hogar para no hacer olas en el recinto de La Yunta.

ANUNCIADA LA APERTURA

¿Así que van a abrir los puentes internacionales a principios de noviembre, eh? ¡Qué paike! Pero nos asalta una cochina duda. ¿Cómo se sentirán esos 200 nuevos comerciantes de los negocios aperturados este 2021 en nuestro rancho? ¿Y los que ya había en Nuevo Laredo y se ampliaron? ¿Creen que la nueva normalidad exigida en El Gabacho y una vez que los cruces binacionales perduren atestados y hasta la madre de carros, eso va a desanimar a nuestra racita a brincar el charco y muchos decidirán seguir mercando sus compras en las viejas y en las nuevas tienditas, abarroteras, zapaterías, tragaderos, emborrachadurías, boutiques, garreros y demás changarros mexicles?

DIOS QUIERA QUE SÍ

Ojalá que sí, pues al fin y al cabo el comercio en el lado mexicle siempre ha existido, incluso se nutre de las compras chicanas. Además de que muchos apuestan a que los primos pochos van a seguir viniendo a arrasar en nuestras tiendas y hacer valer su billete verde. ¿Adió? ¿Será? Chi Mai que se los deseamos de todo corazón a nuestros fariseos, neta la corneta que ¡Yes!

SE VIENEN LAS DURAS

Pero sin lugar a dudas que se vienen tiempo de incertidumbre. Deseamos que reine la cordura, no olvidemos que el sol sale para todos. Los negocios chicanos se mantendrán, al igual que los de nuestro ejido. No hay que olvidar que a todo nos adaptamos en la frontera. Es como cuando jalaban los años dorados del Papagayo, el Tamiko, el Hildas, el Selavi, El Ocho, el Marthas, el Marabú, El Cielo Del Muerto, como quiera cenaba Pancho en casa, (estuviera o no Francisco en el cantón). Así es que seguirá habiendo pan para todos.

APRENDAMOS DE ESTO

Ojalá que todos aprendamos de las estrecheces que vivimos, de las condiciones adversas o difíciles que padecimos. Que aquilatemos lo que teníamos, lo que tenemos y los tiempos nuevos que se vienen. Que seamos mejores, para que todos correteemos la moneda (la peseta) y nos papaloteemos con un abanico de billetes, preferiblemente de color verde botella.

Otras Noticias