Pasadizo secreto

Un cambio total

viernes, 8 de octubre de 2021 · 08:03

Desde este pasado 1 de octubre, Nuevo Laredo está mas que orgulloso y despreocupado por tener como primera autoridad no solo a una gran mujer, si no a todo un símbolo de la belleza y el glamour, perteneciente a una gran familia política. Hoy la ciudadanía ve y con orgullo, como es que se registra un cambio total.
Recordar que ese recinto municipal fue el escenario idóneo, esperado por muchos ciudadanos para darle la bienvenida a su nueva presidenta municipal, por lo mismo los exteriores de dicho edificio fueron elegantemente iluminados, detalles que denotaban y claramente la finura de Carmen Lilia como principal anfitrona.
El ambiente era exageradamente diferente, sí, el mismo en donde hacía unos momentos otros gobernaban, al quedar a un lado esos exfuncionarios de gestos malhumorados, de caras largas, quienes estaban encubiertos en trajes y corbatas que no decían nada, al ser estos opacados y de inmediato por ese rostro de frescura y dinamismo, irradiado por la naciente alcaldesa.
Durante esa inolvidable noche a Carmen Lilia y ante su arribo la multitud le abrió paso, algo así como una pasarela en la alfombra roja. Ahí, y los que tuvieron la fortuna de presenciar dicha alternancia del poder municipal, no negaron que, por primera vez en la historia de Nuevo Laredo, el glamour en dicho evento se hacía presente.
Por lo mismo las fotografías no se hacían esperar, la prensa, la televisión, la radio, las redes sociales y ciudadanía, todos, absolutamente todos querían lograr de Carmen Lilia, la futura alcaldesa una histórica postal.
Muchos atestiguaron, que cuando Carmen Lilia ingresó al recinto municipal, el ambiente y cual si fuera un cuento de hadas, cambió de escenario, pasando de ser ese frío y desagradable lugar, a un sitio lleno de armonía sin igual.
Admirar en persona a Carmen Lilia, en fotografías que instantáneamente eran subidas a las redes sociales y se compartían, o a través de trasmisiones periodísticas directas, con estas acciones se podría casi asegurar que tanto los hombres como las mujeres la empezaron a ver, a reconocerla no solo como su alcaldesa, si no también como ese icono de la moda actual.
Al presentarse elegantemente ataviada con un vestido negro en punta, de cuello redondo y mangas largas, denotando ese buen vestir, de respeto; estilo conjugado con un enorme moño negro a la cintura y calzado dorado, perfección que hacía juego con su elegante reloj y pulsera, sus dos pendientes de mostacillas al estilo Tiffany con centro rojo granada, accesorios que indudablemente destacaban mucho mas su elegancia.
Su rostro, bellamente iluminado por detalles femeninos cual si fuera un trazo perfecto de un maestro al haber concluido su obra de arte, su cabello a medio corte y sujetado hacia atrás, pero abultado en lo alto al estilo “bouffant”, rasgo que tanto caracterizo a la otrora “socialite” Jacqueline Kennedy, exprimera dama de Estados Unidos.
No se puede negar que el estilo externado por la alcaldesa es inigualable, por lo mismo digno de que diariamente y cual revista de espectáculos su vestimenta se atrevan a “juzgar”.
Así y a través de un grupo de diseñadores, estilistas y como pertenecientes a distintos grupos del buen vestir, definir el estilo que porta al momento la alcaldesa, ese que seguramente será acorde al compromiso, tarea o situación a la que se vaya a enfrentar o realizar, por supuesto a favor de la ciudadanía.
Todo esto ha sido como un preámbulo a lo que muy seguramente Carmen Lilia hará como primera autoridad municipal en sus próximos años de gobierno.
Al entender que, de su finura, de su elegancia, de su propia personalidad y calidad de mujer, los y las neolaredenses seguramente verán en su actuar, en su trabajo ese mismo sello impecable y de talento que imprime en su persona.
Siendo el cuidado, la gracia, constancia, detalles, responsabilidad, pero sobre todo amor por Nuevo Laredo, esos elementos más que suficientes para lograr en su encomienda, en sus proyectos, esa clara transformación y dignificación de esta ciudad.
Entonces no se podría mal juzgar que Carmen Lilia dentro de sus primeras acciones transforme ese deslucido edificio municipal, en un espacio digno de una gran dama, y que conjugado con esa alegría y sonrisa que la caracteriza, atienda a su comunidad de sus principales demandas.
Ver así, que el decorado de los interiores de la Presidencia Municipal cambien en todos sus aspectos, pasar de ese color insípido y parco, a algo más alegre, quizá hasta con vivos estampados, al centro un bello ramo de flores que armonice y levante el ánimo y ambiente de todo el personal municipal y de quien los visite.
Quitar esos escasos cuadros que no indican nada, colocar en sus distintas salas, réplicas de cuadros de pintores famosos, de artistas locales, con símbolos y mensajes aptos, entendibles y acordes para toda la ciudadanía.
Quitar ese mobiliario para sustituirlo por nuevos y vanguardistas estilos y modelos, dignos de una ciudad fronteriza pujante, de una alcaldesa modelo, de un profesional Cabildo, para orgullo de sus propios gobernados.
Para nada causará molestia, que, en el quehacer diario de la alcaldesa, el símbolo de trabajo y empeño sea ese su rojo corazón, que demuestra y claramente ese sello femenino, ese trato amable, ese tacto sensible para con todos sus semejantes.
Con Carmen Lilia como alcaldesa muy seguramente quedaran atrás, esas hoscosidades adoptadas por sus antecesores, siendo entonces un recinto de puertas abiertas, direccionadas principalmente hacia esa parte del pueblo más necesitada.
Se verá a una alcaldesa sí, fina en su forma de ser y de vestir, pero también impregnada de esas cualidades en su trato, al entender que con el glamour y la belleza se nace, pero que dentro de esa prestigiosa familia Canturosas Villarreal a la que pertenece, se crece ofreciendo humildad, comprensión y respeto para con los demás.
Por todo esto, no queda ninguna duda de que Carmen Lilia Canturosas Villarreal, la alcaldesa más glamourosa de todo Tamaulipas, pondrá a trabajar a todo su equipo de colaboradores de este actual ayuntamiento municipal, para brindar toda la atención y progreso a todos los habitantes de Nuevo Laredo, ciudad orgullosamente hoy por ella gobernada.

Otras Noticias