Pasadizo secreto

Administración 2018-2021, el negocio perfecto

viernes, 12 de noviembre de 2021 · 09:45

Apenas y la ciudadanía de Nuevo Laredo está sintiendo esa calma por los cambios y beneficios inmediatos y tangibles establecidos por la alcaldesa, licenciada Carmen Lilia Canturosas Villarreal, y nuevamente se inquieta al enterarse de más situaciones nada agradables efectuadas por los funcionarios del Cabildo anterior, por lo que estos descubrimientos aunados a anteriores señalamientos, les hace suponer que efectivamente era la administración municipal 2018-2021, el negocio perfecto.
Lo mas delicado, que precisamente ahorita que está a cargo de la ciudad una administración municipal nueva, de diferente ideología política, es cuando y a través de estos funcionarios se está dando a conocer toda esa cadena de irregularidades, de malos trabajos y acciones en contra del propio pueblo.
Entonces, hoy se pudiera considerar que la urgencia del Partido Acción Nacional (PAN) local por ganar las elecciones de cualquier modo y a como diera lugar, no era tanto por seguir al frente de esta comuna para bien direccionarlos, sino quizás para ocultar, disimular todo lo que sabían de antemano estaban sus militantes y a través de la administración municipal cometiendo.
Hoy al igual que la mayoría de esa pasada administración municipal, el PAN local no ha dado la cara, se ha ocultado, de ellos no se ha escuchado disculpa alguna para con su pueblo de todo lo que esta saliendo día a día a la luz pública.
Pues y al ser ese instituto político el que convocó, seleccionó y lanzó a las elecciones a este su equipo, direccionándolos, presentándolos como sus mejores cartas políticas para darle progreso y futuro a Nuevo Laredo, lo menos que deberían hacer es aceptar esos errores, unirse de igual modo haciendo un balance de todo lo que bien o mal se hizo.
Pues de no estar inmiscuidos o el haberse enterado en estos últimos años de lo que hacían o no sus propios militantes panistas, justo es que por igual los llamen a cuentas, aclaren todo lo ocurrido y a través de un comunicado externárselo al más agraviado como es Nuevo Laredo.
O ¿acaso no es suficiente para ejercer esta acción por todo lo que Nuevo Laredo y a través de los días está dando cuenta?, ¿o no preocupa en lo mas mínimo como partido político, que siendo cierto o no se les esté señalando por tanta irregularidad en su momento cometida y que está saliendo o dejándose al descubierto?
Cierto es que no se puede olvidar que incluso, los mismos integrantes del Cabildo anterior, pusieron en tela de duda ciertas acciones o proyectos que no estaban muy claros, que por lo que se ha visto tenían otros intereses más que beneficiar a esta frontera mexicana.
Lamentablemente es para el Partido Acción Nacional local, para sus militantes que estuvieron al frente de la administración municipal 2018-2021, lo que en esta semana se dio a conocer a través de su sucesor Cabildo, como fue la situación tan deplorable en que se tenía a un departamento que se suponía y a través de su trabajo, de sus acciones brindaría esa tranquilidad a las familias mas necesitadas de Nuevo Laredo. La Secretaría del Bienestar Social, sí, esa que sonaba muy bonita su labor, pero que en realidad no justificaba con su trabajo lo que la gente en esos momentos en verdad demandaba, hoy está siendo exhibida, no por represalias, ni mucho menos por asuntos partidistas, sino por esas equívocas actitudes de destrucción y sustracción de información que seguramente evidenciaría ante sus sucesores malas prácticas.
Pero qué más falta a esta lista que la actual administración municipal a cargo de Canturosas Villarreal ha estado bien informando, quizás y con tristeza se entere todo Nuevo Laredo, que todos, absolutamente todos los anteriores departamentos, secretarías, dependencias, su operatividad y acción no era por decir así la más “brillante” por el pueblo esperada, la más correcta.
No es por demás recordar esos proyectos tan disparejos como el famoso centro de convenciones denominado Word Trade Center, en donde incluso y ante tanta irregularidad detectada por algunos regidores, fue exhibida esa administración municipal 2018-2021 como algo fuera de lo normal política y comercialmente hablando.
Que fue precisamente una mujer en su calidad de regidora la que valientemente cuestionó ese proyecto, indicando con profesionalismo y con documentos en mano, que aparte de esa compraventa ventajosa, nada de lo que se decía sobre el WTC era cierto, al no existir estudios de factibilidad del uso del suelo, al haber un costo excesivo del predio, la no propiedad de la licencia del WTC, entre otros muchos puntos nada claros.
Insistir en ese otro proyecto denominado el parque acuático, burda promesa por igual de la administración municipal 2018-2021, esa que se presentaba cual moneda de cambio tan solo para ilusionar cuando fuera necesario a la totalidad de la población de Nuevo Laredo.
Un hospital general al poniente de la ciudad tan oscuro como sus mismas calles y avenidas que colindan a dicho predio en donde se pretendía construir, si, ese centro hospitalario que cual paso de “tortuga” no se tenía mucha prisa en iniciarlo.
Un parque de beisbol que por igual entró al libro de las promesas, parques y plazas en el total abandono, una simulación constante que atraía las mejores poses, las mejores fotos en las redes sociales, lo peor, dejar sin servicios básicos de salud y atención a la gente en verdad muy necesitada.
Los nuevos titulares de secretarías y dependencias municipales uno a uno les tocará su turno en las sesiones de Cabildo, esto quizás inquiete nuevamente a esos extitulares, a la totalidad de la administración municipal 2018-2021 por todo lo que ahí se exponga, se diga públicamente.
Pero estas denuncias quizás inquieten por igual al Partido Acción Nacional local (PAN), al entender que al ya haberse terminado ese poder político por varios años amasado en Nuevo Laredo, esas “ganancias” en próximas elecciones no le estén sirviendo de nada, al no haber trabajado ni organizada ni productivamente en beneficio de su principal proyecto: Nuevo Laredo.

Otras Noticias