Con el Mazo

El nuevo Nuevo Laredo

martes, 23 de noviembre de 2021 · 08:59

Vas a la super tiendota y tienes a dos abues de 75 años cada uno en cada caja registradora, a webbo te tienes que palmar con una lana para esos cerillos mayores. Y antes de llegar a la tienda yate tocaron los “milusos” o los limosneros de tres o más semáforos. En el parking del mercadote, está el “viene viene” o “veladuerme”, así como la “María” y el bato “tecato” que dizque anda pidiendo para las medicinas de su chaval malito, que no es otra cosa que la dosis de “chiva”, pues se avienta un arponazo en la mañana, otro por la tarde y sin faltar el de la noche.

CIUDAD MORRALLA

Y luego el wey que te quiere llevar el mandado a tu carro y descargar las bolsas en la cajuela. Y así lo mismo en la farmacia de nombre tapatía y en la tienda de conveniencia del “Cero Por Por Cero”. No falta que está un wey que te abre la puerta del changarro, otro para echarte aguas en la salida y entrada de tu carromato al parqueadero del negocio. Y no hablamos de los cajeros que te piden el redondo o que dones el vuelto para los niños pobres (han de ser para los suyos, sus hijos de las ratas de las cajas registradoras de esas tiendas). Y donde sea ves manos estiradas. Vivimos en “La Ciudad Morralla”.

NO SOMOS PIEDRAS

Y no es que seamos hojaldres, es que nosotros también necesitamos esas monedas, para bolearnos, para comprar el “niuspeiper”, para las tortillas, pa´ la” Kawasaki” o para los frajos, para el Gansito o el elote con harto chile. El caso es que tienes que traer un montón de monedas en cada salidita de casa, pantalones con bolsillos de cartón, para que no se desfonden.

LÁMPARAS SÍ, LAMPAROSOS NO

Sobran de 2 mil 500 a 3 mil “lámparas” en la nómina municipal, mientras que al pueblo le hacen falta como chorro mil lámparas de verdad, focos para el alumbrado público. Las segundas casi no cuestan, solo hay que cuidarlas; las primeras se acaban el presupuesto burricipal mensual y ni existen, son puros “fantasmitas”. El caso es que en estos tres meses debe quedar definida la oscuridad de estos batos y morras (puro avión de lujo, que no tiene masa, ni son materia física). Eran peladitos que los secres y dires del gabinete en La Yunta pasada, anotaban como supuestos empleados, pero que en realidad eran suelditos suyos de ellos. Puro pa´la buchaca.

EL QUE SE FUE

“El Chompa De Res”, ¿Cuánto es que paga para que le empiecen a echar flores algunos mercenarios de la pluma? O mejor, haremos tres preguntas; ¿Cuánto cree que se va a gastar para que en 10 meses que le restan en el poder, le estén echando jazmines y guirnaldas por su “ejemplar” labor como ejecutivo estatal? ¿Cuánto les va a durar el cariño a los vendidos, una vez llegado el primer día que este tipo ya no dirija el gobierno de Tamaulipas, ni se robe el erario de la entidad? ¿En verdad cree el malandro de Reynosa que el cariño comprado puede querernos y sí sabe ser fiel? (como correctamente lo niega el enorme Pepe Freddy en su rola “La que se fue”).

LO QUE VEREMOS Y LEEREMOS

Pero aún falta mucho, vamos a leer más marranadas de este bato, a quien hoy festejan por dizque acciones, medidas e inversiones en Seguridad Pública, cuando que el wey dijo que en año y medio acabaría con la maña y la única maña a que terminó, fue la de robarse fuscas y matracas en McAllen, (ahora no necesita jambárselas, porque ya se birló todo el money de los tamaulipecos, para comprarlas con armeros tejanos, tan malandros como él).

Y SEGUIRÁN LOS LAMBIACHES

Y proporcionalmente a como se empiezan a desmarcar de él los bandidos azules que le acompañaron durante poco más de un lustro, así empezarán a surgir comentarios en su favor, ahora que va de salida, ya los empezamos a ver. Pero eso no dura, así como llega, se va, es como una gripe de inicio de temporada. Así que amigos lectores no se crean de tantas babosadas en favor de este el más hampón y ladrón -y miren que ahorita mismo tenemos a dos goberladrones enchiquerados por pillos y malandros- de los ejecutivos estatales de Tamaulipas. Pero no se escucharán las porras más allá de unos días una vez abandonado el gobierno o dejado de pagar a los mercenarios de los medios (medios vendidos).

LAS CABRAS Y EL FRUSTRA

Siempre defecando el ayate, neta que Las Chivas y La Máquina no se merecen a las aficiones que los distinguen, seguido fallan a la fiesta grande y lo hacen de la manera más ridícula. De nuevo dejaron a sus seguidores “haciendo chile con la cola”, bien enmuinados, neta que el ridículo es mucho y bastante la vergüenza. Lo que más encorajina a la afición de estos dos equipos, es la falta de aguacates de los jugadores para enfrentar la post temporada, no están comprometidos con la institución y con su fanaticada. Dan las nylons tan fácil, como dejando ver que ya se quieren ir de vacaciones.

Otras Noticias