Finanzas a prueba de caos

Buen Fin… evita comprar por impulso

sábado, 6 de noviembre de 2021 · 08:26

¡Hola estimado lector!, es un gusto recibirte en este tu espacio @finanzasapruebadecaos, hoy quiero tratar un tema sobre un evento que está a la puerta y muy esperado… el Buen Fin.
 Te invito a que visites  nuestra página de Facebook: Finanzas a Prueba de Caos-
https://www.facebook.com/finanzasapruebadecaos/ ,también puedes contactarnos en [email protected]
Buen fin … evita
comprar por impulso.
El buen fin es un evento en que la mayoría de las personas esperamos  “grandes descuentos y ahorros”, lamentablemente  muchas personas no están preparados “mental y espiritualmente” para este importante evento y lo único que sucederá es que terminarán comprando impulso y caer en  angustia cuando no les alcanzara para pagar las cuentas.
De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) lo más vendido en la época de El Buen Fin son pantallas y viajes, por lo que trabajarán en los comparativos de precios para saber que sean ofertas y que se cumpla a los consumidores. La misma Profeco otorga tres importantes consejos que te ayudaran a ser un consumidor inteligente e informado.

Haz un presupuesto.
Compara precios y ahorra-
Planea, no compres por impulso, solo lo que necesites.

Aunque la pandemia del Covid-19 aun no ha terminado, las tiendas que participan en El Buen Fin de este año abrirán sus puertas con las medidas sanitarias necesarias para proteger tanto a clientes como a empleados, sin embargo recuerda que puedes comprar en línea e incluso encontrar mejores precios. Algunas de las tiendas participantes en esta edición de descuentos serán: Organización Soriana La Comer, Coppel, Elektra, Costco, Home Depot, HEB, Casa Ley Farmacia Guadalajara, Farmacias del Ahorro.
Antes de continuar quiero compartir contigo una instrucción financiera establecida en las escrituras que dice: “Los bienes que se adquieren de prisa al principio, No serán al final bendecidos” Proverbios 20:21 Rvc. Comprar por comprar, sin analizar y por impulso, no nos conducirá a nada bueno. Es por ello por lo que hoy quiero recapitular algunos consejos que  he compartido anteriormente y con ello estés preparado para el tan esperado buen fin.

1.- Sé un comprador responsable: No debes dejar que te deslumbre “la oferta” es decir, debes pensar con la cabeza fría y aplicar lo siguiente.
2.- Debes hacer un presupuesto: Antes que si quiera pienses ir de compras, es necesario que hagas un presupuesto realista y analiza, ¿Cuánto tienes de ingresos? ¿Cuáles son tus gastos? ¿Cuáles son tus deudas actuales? ¿Realmente puedo gastar? Asegúrate que tus deudas no excedan más del 30% de tu ingreso mensual, si es así estas en alto peligro de no poder pagar.
3.- Identifica tus necesidades: Ya que tienes el presupuesto y que sabes cuánto puedes disponer para hacer tu compra, entonces lo siguiente es que realices una lista de lo quieres comprar, y de ahí tú tienes que identificar: ¿Qué es lo que quiero? ¿Qué es lo que necesito? ¿Qué es lo que puedo pagar? ¿Qué de mi lista es solo un deseo? ¿Lo que deseo me afectara la vida si no lo compro “ya” ahorita?, esto es porque, deseos y necesidades son dos cosas distintas, las cosas innecesarias pueden limitar tu presupuesto y puedes caer en deudas.
4.- Investiga precios: Ahora date el trabajo de investigar donde quieres hacer tus compras como en otras tiendas, días antes el precio del articulo y veas si realmente será una “oferta que no puedes dejar pasar”, valida la diferencia entre el precio normal y el de oferta si realmente te conviene, de hecho, muchas veces el articulo está en mejor oferta en la página de internet de la tienda que, en la tienda física. Estimado lector debes saber que los negocios no pierden…nunca. Ojo con promociones de 2x1.
5.- Cuidado con el uso de la tarjeta de crédito: Si eres de los que le gusta el tema de “meses sin intereses” debes saber que eso no es la verdad completa, si tu no pagas la tarjeta dentro de los plazos programados, te van a cobrar intereses, vas a perder la “promoción”, te van a cobrar gastos de cobranza y como cereza del pastel, tu buro de crédito sufrirá daño. Ahora bien, nunca uses tarjetas que tengas casi al límite, asegúrate de que la oferta se cargo debidamente por tu banco, revisa tus estados de cuenta, guarda   tu voucher de compra ¡Saca copia de ellos, recuerda que se borran!, y por favor no necesitas engancharte con tarjetas de crédito de tiendas.
6.- Compras por internet: Si quieres explorar el comprar por internet es preciso que observes lo siguiente. En México toda página de internet en la que desees pagar algo es preferible tenga un sello de AMIPCI (Asociación mexicana de internet) al darle click te aparecen datos del certificado de confianza, si es posible, mejor paga por PayPal. Verifica la seguridad del sitio de internet, debe comenzar con https o shtpp y en la parte superior izquierda debe aparecer un candadito, eso significa que es seguro. También es importante nunca compres utilizando redes Wi-Fi gratuitas, o en cybers, es mejor hacer la compra en tu casa y debes contar con un buen antivirus con firewall y spyware.
7.- Entorno económico. Comprar productos a meses sin intereses puede ser peligroso si no tomas en cuenta el entorno económico, el tipo de cambio podría incrementar la tasa de interés de tu deuda. Recuerda que últimamente se han incrementado la tasa de interes por Banxico.

8.- Consulta los términos y condiciones de las garantías. Todo bien o servicio que se ofrezca con garantía, debe cumplir con la Ley Federal de Protección al Consumidor.
9. -Guarda todos tus comprobantes de pago. En caso de que requieras algún tipo de aclaración, es importante que cuentes con los comprobantes y solicitarlos en cada transacción.
10.- ¿Problemas? Comunícate al teléfono del consumidor. Es importante tener a la mano los contactos de la Profeco: 5555-68-87-22, que es el teléfono del Consumidor para la Ciudad de México y el área metropolitana. Y el 800-962-8000 para el interior de la República.
Unos consejos finales: No uses la tarjeta de crédito, no utilices tu fondo de emergencia para la compra a menos… que la compra sea una necesidad de emergencia. Si tienes ahorro mejor pídete a ti mismo prestado, compra lo que necesitas, no lo que deseas, y págate a ti mismo en un plazo más intereses (mejor a ti que al banco). Sé precavido…como dice en las escrituras: “No presumas del día de mañana, pues no sabes lo que el mañana traerá” Proverbios 27:1 (DHH). ¿Como sabes si mañana tendrás empleo? O si tendrás la solvencia para pagar “los meses sin intereses” es mejor “Ahorra ahora y compra después” a “Compra ahora y pague después”,
“Nadie puede ahorrar gastando, tú ahorraras realmente cuando satisfagas una necesidad a un precio más bajo que el regular”.
¡Hasta pronto!
Autor: CPA Israel Cruz Delgado. Instructor Financiero - Cultura Financiera.
@finanzasapruebadecaos
Email: [email protected]
Instagram: @finanzasapruebadecaos
YouTube: Finanzas a Prueba de Caos

Otras Noticias