Personajes de mi pueblo y del otro lado

Andrés Manuel López Obrador

domingo, 5 de diciembre de 2021 · 09:10

El 1 de diciembre, el Presidente de la República presentó su tercer informe de gobierno, ante una plaza del Zócalo, pletórica de mexicanos, que entusiastas acudieron a ver y oír al hombre que hace tres años elegimos como presidente. Fue impresionante ver el lleno total y absoluto del Zócalo, como en los mejores tiempos, oír el coro que gritaba lo que ya es una consigna nacional: Es un honor estar con Obrador. Coro que retumbó hasta los mas recónditos lugares de toda la República, quienes desde su hogar por televisión o  o en la calle con sus teléfonos celulares y tabletas, seguían absortos, paso a paso, el desarrollo del informe.
Realmente no dijo nada que no hubiera dicho en las famosas y vilipendiadas mañaneras, fue reiterativo, pero a nadie le importó escuchar lo que en tantas mañanas hemos escuchado. Esta era una ocasión especial y valía la pena. Y ahí estuvimos todos los que creemos en él, unos física y presencialmente, llenando la plaza del Zócalo, otros presentes a la distancia viéndolo y oyéndolo por los diferentes medios que la moderna tecnología nos permite. Pero ahí estuvimos, unidos  y solidarios, haciendo un solo México, durante poco más de una hora , todo México permaneció unido, estrechándonos  simbólicamente en un abrazo que nos abrazó a todos  .
Unidos sin diferencias de ningún tipo, ni sociales o económicas, ni culturales ni de color de la piel. Unido todo México en torno a un hombre que ha sabido conquistar el corazón de todos de un líder carismático que se distingue por su honestidad a toda prueba, un hombre que durante más de 20 años ha mantenido una lucha sin tregua por derrotar a la corrupción y la impunidad. Un hombre que finalmente y después de miles de descalabros, sufriendo tremendos fraudes electorales, sorteando a los más poderosos, venciéndolos con el solo poder de la verdad, el poder que le da la autoridad moral, mientras que la oposición quedó total y moralmente derrotada. Finalmente triunfó con el apoyo de mas de 30 millones de mexicanos que creímos y creemos en el.
Las bases de la cuarta transformación están ya sentadas, los apoyos para adultos mayores, las becas para estudiantes y demás apoyos para el bienestar social, ya los garantiza la constitución, ya no habrá poder que las pueda derogar, el bienestar de las familias más humildes está asegurado.
Enfatizó López Obrador en su discurso que lo mejor es que ya se logró la transformación de la conciencia de todos los mexicanos. Lo material, lo podrán acabar, pero las conciencias nunca lo conseguirán, el cambio está dado, ya es un hecho, hay una nueva conciencia nacional.
Habrá muchos que no estarán de acuerdo con lo que escribo, pero sólo les pido que analicen las diferentes etapas de nuestra historia y verán que la que estamos viviendo no tiene parangón. A ningún presidente se le ha recibido y ovacionado como lo hicieron nuestros connacionales a su llegada a la ONU en Nueva York y luego se repetiría en Washington. Jamás ningún presidente recibió muestras similares de afecto como AMLO y eso que no están en suelo patrio, pero evidentemente están informados de lo que sucede en el país.
Bueno, estimado lector, la mejor opinión será la suya, yo expreso la mía. Le deseo un domingo de aquellos, en compañía de su familia, disfrútela.

Otras Noticias