Desde la frontera

Reciclar, ¿para qué?

sábado, 15 de mayo de 2021 · 09:33

El 17 de mayo es el día mundial de reciclado, que tiene por objetivo concientizar a la población sobre la utilidad e importancia de que esta acción tan sencilla que todo ciudadano puede realizar, mejora el medio ambiente. La idea básica, es obtener artículos elaborados con residuos aprovechables, al tiempo que se fomenta el cuidado del planeta, al utilizar más de una vez un producto y no extraerlo nuevamente de la naturaleza.
La iniciativa del día mundial de reciclado surge en 1944, cuando un grupo ecologista de Texas en Estados Unidos, impulsaron la idea entre la población del mundo a desarrollar el hábito de reciclado en las generaciones de aquel entonces hasta las futuras. Posteriormente en 1988, en México los estados de Baja California, Coahuila y Nuevo León, lo adoptan localmente y así pasaría paulatinamente a otras entidades y resto del mundo.
Cabe recordar que el reciclaje es un proceso por el cual un producto que ya ha sido utilizado y se considera desecho, se le procesa o transforma para obtener nuevos productos (reutiliza) y así, disminuir el impacto ambiental; esto mediante la modificación de nuestros hábitos de consumo. Lo que usualmente se ha impulsado como el reciclaje de materias primas como el plástico, el cartón, el papel o el vidrio, que reduce en gran medida la producción y consumo de materias primas necesarias para su elaboración, es decir, no se talan ni traslada ni procesan árboles para producir cartón o papel, mientras que en el caso de vidrio no se extraerá arena silícea o arcilla con óxidos metálicos de la corteza terrestre, ni se procesará y mucho menos se transportará o transformará en vidrio a los puntos de venta. Esto último evitará el consumo de energía y de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero (GEI) que contribuyen al cambio climático. En tanto que si se recicla el plástico se evitará la extracción de petróleo para su producción, y con ello también las emisiones de GEI, y sus subsecuentes impactos ambientales.
Así si en algún momento pasa por tu mente querido lector la pregunta: ¿Para qué reciclo? Y, ¿en qué me beneficia? Te mencionaré algunas razones para reciclar, seas un ciudadano ambientalista o no ambientalista, esto es, si reciclamos ahorramos energía y luchamos contra el cambio climático, que afecta el único hogar hasta hoy ¡la Tierra! Otras razones son que si usamos menos materias primas el costo de esto no se incrementa y se fabricarán nuevos productos con otros ya existentes, esto implica crear fuentes de trabajo y ayudamos al medio ambiente.
Y si las razones anteriores no te convencen querido lector, quizás vale la pena mencionar que hay una gran oportunidad de negocios en el reciclado, siendo que se generan empleos directos e indirectos, ingresos fiscales, insumos de calidad y constantes, se generan nuevos productos que incluyan innovación y como se mencionó disminución de GEI. Ejemplo de los negocios más rentables está: la ropa ecológica sea la que se produce con materiales orgánicos o naturales; la gestión de residuos, en donde se hace la conexión entre el vendedor y comprador o generar productos biodegradables y reutilizables como son bolsas ecológicas, envases, cajas, etc.
Otro negocio es reciclaje de equipos electrónicos e informáticos, que contienen materiales valiosos pero nocivos; pero, que sin embargo el extraer el material valioso (oro, plata, cobre, etc.) resulta un gran negocio. Asimismo, está la compra y venta de productos reciclados o la capacitación a nivel educativo o elaboración de productos para el reciclaje (cestos de basura, composteros, entre otros y el emprendimiento más usual es la transportación de residuos de las comunidades a las empresas recicladoras.
Ante lo referido, querido lector podrías contestar la siguiente pregunta: ¿Tú reciclas y para qué?

Otras Noticias