Mirador

Mirador

martes, 4 de mayo de 2021 · 07:55

Llegó sin anunciarse y me dijo de buenas a primeras:
 - Soy la gota que derramó el vaso.
Yo la había oído mencionar en numerosas ocasiones, de modo que la saludé con cierta familiaridad. Le dije:
- ¿En qué puedo servirte?
Con la misma confianza respondió:
- Di a tus lectores que cada una de las gotas que están en el vaso es la gota que derramó el vaso. Si todas las demás gotas no hubieran estado ahí yo no habría hecho que el vaso se derramara.
No entendí bien su razonamiento, pero después comprendí lo que me quiso decir; en una sociedad todos somos responsables de lo que pasa en ella.
Por lo tanto debemos actuar bien en la vida comunitaria.
No seamos la gota que derramó el vaso.
¡Hasta mañana!...

Otras Noticias