Pasadizo secreto

¿Los mexicanos con visa turista podrán portar armas en Texas?

viernes, 11 de junio de 2021 · 08:14

Ante la probable apertura de los cruces internacionales y ante una nueva ley de portación libre de armas en el vecino Estado texano, conlleva esta conjugación de autorizaciones a preguntarle al Consulado norteamericano en Nuevo Laredo, ¿los mexicanos con visa turista podrán portar armas en Texas?

Indudablemente que Texas es y ha sido noticia constante de distintos eventos en donde las armas son accionadas contra la comunidad, sobre todo, en lugares concurridos como son los centros comerciales.

Es por eso y por esa temerosa ley que los mexicanos, sobre todo los residentes fronterizos como los de esta ciudad de Nuevo Laredo, tendrán una preocupación más como cruzadores constantes hacia el vecino Texas.

Al entender que diariamente miles de residentes y ciudadanos de esta frontera neolaredense, por diversión, por entretenimiento, por estudio o negocios cruzan al vecino Laredo, Texas, incluso internándose a ciudades como San Antonio, Houston o Dallas para lograr y cumplir con sus distintos compromisos, cumpliendo por igual con las variadas leyes y reglamentos de dicho Estado.

Que, en la mayoría de las ocasiones, son acompañados por sus parejas, por sus hijos, por personas seniles, en sí familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Los que indudablemente y ante una situación de riesgo en donde las armas sean utilizadas por algún texano por cualesquier motivo, por supuesto que estarán en peligro, en una gran desventaja.

No es por demás recordar el triste episodio que se vivió en el año 2019 en un concurrido centro comercial de El Paso, Texas, para entender de la gravedad de este asunto de porte de armas por los residentes texanos.

Al establecerse que los lesionados en su mayoría eran de origen mexicano, residentes en el vecino poblado de Ciudad Juárez, en donde posteriormente se comprobó que el odio, la supremacía de razas fue el principal detonante para que los agresores actuaran ante estos visitantes mexicanos.

Comprendiendo con esto, que, si una ley les autoriza a sus residentes, como ciudadanos el cargar libremente y sin restricción alguna un tipo de arma por todo el Estado, incluso ahora sin licencia que los faculte aptos tanto física como mentalmente para ser portadores, en consecuencia, accionarla con todo derecho en situaciones que ellos consideren de riesgo, ofensivos, sí que será un gran problema para todo mexicano visitante a ese Estado.

Pues basta el analizar que las costumbres al menos entre texanos y fronterizos mexicanos son bastante amplias, ya que una simple acción por decir cómica o de broma en México, o una simple mirada, pudiera ser ofensiva para algún residente texano, no desestimar el uso de teléfonos móviles que tantos problemas sociales han ocasionado por malas interpretaciones.

En consecuencia, ese mal entendido y ante la superioridad y portabilidad de arma del texano, sería más que suficiente para accionarla, al sentirse degradado, ofendido o humillado, máxime si éste se encuentra con su familia o alcoholizado.

Entonces, sí que debe ser preocupante para todo visitante al Estado texano después de que se aperturen los puentes internacionales, después de que se accione dicha ley de portabilidad libre de armas en Texas.

Por esto, bueno sería el que, a los visitantes mexicanos en general, se les permitiera cruzando la línea hacia Texas, y por el simple hecho de permanecer o transitar por este Estado, ser beneficiados por dicha ley, aplicándola, extendiéndola a todos por igual.

Permitírseles acudir a un centro distribuidor de armas, rentar o comprar una, sujetándose a la ley vigente que permite esa libertad para este tipo de actos.
Pues comprensible es, que por igual y como seres humanos, de una forma natural, sobre todo el padre de familia, los adultos, incluso las mujeres en defensa de sus hijos, deberán ante el peligro estar en iguales circunstancias que sus probables ofensores, agresores.

Entendiendo con esto que si los visitantes por ese simple hecho de ser excluidos de este beneficio, de esta ley, cualquier texano y ante esa certeza de no portar ningún medio de defensa, será más que suficiente para sentirse superior y ofender sin la existencia de ese motivo fuerte que justifique su agresividad en contra de este tipo de personas, cosa contraria por supuesto que no actuarían ventajosamente, de ese modo.

Ante esto, no es por demás resaltar que el punto más importante de dicha ley es la portabilidad de un arma de fuego por cualquier persona ciudadano o residente de Texas, donde incluso ahora podrá exhibirla en público.

Bueno sería saber qué dice la ley que entrará en vigor en el próximo mes de septiembre entre los texanos, quién la promovió, quién la autorizo, entre la portabilidad de arma que más se les permite como derecho propio a los residentes de Texas, quiénes estuvieron de acuerdo, quiénes en contra.

Al ser todas estas interrogantes por igual más que necesarias entre los mismos residentes sobre todo fronterizos mexicanos, al comprobar que la doble nacionalidad, la familiaridad y vecindad es común el día a día entre ambos lados fronterizos, y que por lo mismo les afectará en gran medida y en la misma proporción.

Miles y miles de residentes fronterizos, del interior de la República Mexicana están más que ansiosos por la llegada de la apertura de los cruces internacionales; sin embargo, muchos de éstos ignoran que al menos su estadía y tránsito ya no será igual a otros años, pues el peligro en cada esquina, en cada lugar rondará como espectro mortal a sus vidas.

Por lo que esa alegría, esa emoción de pisar tierras distintas, quizás y ante esta ley texana para muchos mexicanos se convierta en el peor momento de sus vidas, por esto, quizás sea motivo para que ambos consulados tanto el mexicano como el norteamericano y a lo largo de toda la franja fronteriza hagan algo al respecto.

Así, los primeros instruyan a sus visitantes a través de folletos o mensajes en medios impresos o electrónicos sobre dicha ley, y los segundos flexibilicen o hagan algo por no tener a sus visitantes en tan triste desventaja.

Al reconocer que las armas y como se ha visto en todo Texas, no tan sólo se han accionado en centros comerciales, sino por igual en centros escolares, lugares de diversión altamente bulliciosos, incluso han profanado en templos religiosos.

Otras Noticias