Compartiendo opiniones

¡Cumpleaños feliz!

miércoles, 9 de junio de 2021 · 08:32

Estamos por celebrar un aniversario más de la fundación de Nuevo Laredo. Una historia de fundación, para algunos historiadores, sumamente idealizada, debido al aislamiento que existió en buena parte del siglo XIX, por la falta de documentación histórica, en el que, por circunstancias geográficas, se vio la población obligada a sobrevivir gracias a la generosidad del río Bravo y a la determinación de sus habitantes, quienes, si hubieran imaginado cómo es Nuevo Laredo en la actualidad, lo habrían considerado como una locura, como un sueño imposible de realizar.
Nuevo Laredo es hoy, gracias al esfuerzo de su población y de muchos que, viniendo de otras partes del país, lograron convertir a este lugar en el más importante puerto fronterizo en América Latina, de tal manera que, si se llegara a paralizar, causaría un colapso económico que afectaría fuertemente a los dos países, donde las pérdidas serían multimillonarias, provocando un fuerte desabasto en ambas fronteras.
Lamentablemente, a pesar de estos resultados, pareciera que somos nosotros los que no valoramos a la ciudad y de otros, cuya conducta antisocial, no han estado a la altura de los logros que se han obtenido en la frontera, que la han contaminado con sus ambiciones. No podemos ni debemos de aceptar que ellos sean quienes nos representen.
Los mejores representantes de la ciudad, no están solamente en la clase gobernante, están más bien, luchando contra un clima adverso, y, aunque afectados, no se han dejado doblegar ante los efectos de la pandemia, sin suspender el comercio internacional y el flujo de toneladas de mercancía que alimentan la economía nacional. Cientos de tramitadores y agencias aduanales se actualizan en las últimas tecnologías para lograr su desempeño. No cabe duda de que la fama que tenemos los norteños en ser gente emprendedora, puede aplicarse a la ciudad.
Hoy tenemos nuevos retos ante la alternancia política que ha llegado a la ciudad, donde la polarización y resentimientos, no tienen lugar. La participación ciudadana, aunque mejor que en otros comicios, aún no puede dejarnos satisfechos, probablemente ante la descalificación ataques y la falta de madurez política, principalmente de los seguidores de los candidatos, que ante la falta de inteligencia, recurren a insultos y calumnias. No, ellos tampoco deben de representarnos, y es fruto de madurez de quienes ganaron la contienda, esforzarse en cumplir las promesas que hicieron y no defraudar a quienes pusieron en ellos su confianza. Ninguna división es legítima cuando no tiene como prioridad el bien común y el respeto a las personas que tengan distintas concepciones políticas o sociales.
Pero dejar todo el bien de Nuevo Laredo solamente en manos de los gobernantes, es una acción infantil. Muchos de los logros que hoy disfrutamos, se dieron, en no pocas ocasiones, a pesar de la clase gobernante, cuando la inteligencia, y no la ambición, han guiado los proyectos.
No son tiempos fáciles para la ciudad, donde las carencias son demasiadas para enumerarlas. Pero no es el desánimo lo que nos hará vencerlas, sino la determinación de los que hoy vivimos y amamos la ciudad, y nos duelen sus conflictos. Pero en ello, como siempre, usted tiene la última palabra.
[email protected]

Otras Noticias