EN DIRECTO

Agenda del T-MEC en su segundo año

martes, 20 de julio de 2021 · 08:22

En una importante publicación de este mes en el sitio web del Wilson Center titulada “A WINNING BET THE USMCA AT ONE YEAR” firmado por Andrew I. Rudman y Christopher Sands, se indica que Canadá, Estados Unidos y México mucho han logrado en el primer año del T-MEC (USMCA), especialmente teniendo en cuenta la pandemia.

El comercio de América del Norte sigue siendo fuerte y la región está bien posicionada para capitalizar una recuperación global. Sin embargo, sigue habiendo varias esferas que requieren una mayor labor por parte de los gobiernos y partes interesadas en el segundo año del T-MEC para mejorar el acuerdo en varias áreas y dentro de una serie de etapas, entre ellas, las cadenas de suministro.

Y es que la pandemia de Covid-19 exacerbó un movimiento ya en curso de cadenas de suministro mundiales lejos de China, a productores de menor costo en Asia y, hasta cierto punto, México. Después de la pandemia, la resiliencia y el “apuntalamiento cercano” están en la mente de los fabricantes.

Otra área se refiere a los minerales críticos en los que se basa la industria innovadora cada vez más dependiente, y en la medida que la industria automotriz avanza hacia los vehículos electrónicos, por ejemplo, el acceso, movimiento y disposición de minerales críticos, impulsarán o impedirán a América del Norte la competitividad y su respuesta al cambio climático.

A medida que nuestras economías se adaptan, los gobiernos deben coordinarse estrechamente entre sí y con el sector privado y la sociedad civil, y con las partes interesadas, para garantizar que las disposiciones del T-MEC faciliten en lugar de impedir, la transición energética. Otra es la relativa a las Normas de Origen relativas a la industria automotriz, que son de lo más complejo. Actualmente, las partes miembros tienen diferentes interpretaciones respecto a la intención de estas reglas, especialmente lo que se refieren al cálculo del contenido regional de los insumos intermedios, por lo que urge su aclaración y tener una orientación clara sobre la aplicación por parte de los organismos y autoridades aduaneras, para garantizar que las normas de origen alcancen el resultado deseado.

Adicionalmente se requieren análisis serios de los datos de comercio exterior, ya que el tratado compromete a los gobiernos miembros del T-MEC a hacer que más datos estén disponibles a empresas privadas, con las protecciones adecuadas para la información de identificación personal. Hoy los datos comerciales publicados por los tres gobiernos cuentan el valor del comercio en el puerto de entrada, sin embargo, los conocimientos de embarque electrónicos incluyen detalles específicos que podrían hacer que los datos comerciales sean más precisos, incluyendo la dirección de entrega.

Esta precisión de datos podría informar a las comunidades en el interior de los tres países y en sus conexiones comerciales internacionales, sirviendo de guía para los responsables de la formulación de políticas para realizar inversiones más inteligentes en infraestructura e incluso en mano de obra y adiestramiento.

Otras Noticias