Crónicas Políticas

El informe de Américo

miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 08:20

La corrupción del presidente municipal victorense, Xicoténcatl González Uresti, es una extensión de la corrupción de Cabeza de Vaca. Y el congreso local, de mayoría del PAN, los encubre, protege, cobija.
El poder judicial, en manos de un exsecretario del Ayuntamiento de Reynosa, en el trienio que el cabildo fue manejado por Cabeza de Vaca, permanece impávido, ajeno, distante, indiferente a esta situación.  
Pilar Gómez Leal, prima política del Gobernador del Estado, es diputada local con licencia, pues fue nombrada presidenta municipal interina, para cubrir la ausencia definitiva de Xico, que fue echado de la jefatura del cabildo por la presión ejercida por la opinión pública.
La familiar del mandatario tampoco puede con el cargo edilicio por carecer, como él, de aptitudes, vocación de servicio y ganas de desquitar el sueldo, y la ciudad capital, antes orgullo de Tamaulipas, es ahora un muladar.
No hace muchos años, Victoria era una ciudad limpia, ciudad amable, pero con la llegada de Cabeza de Vaca y su pandilla fronteriza, las cosas se fueron al traste, porque no vinieron a hacer política, sino a hacer negocios, hacer dinero, como sea, donde sea.
Justo dentro de un año, se inaugurará en Tamaulipas un nuevo gobierno estatal, pues el actual gobierno, de extracción del PAN, cesa funciones el 30 de septiembre de 2022.
Cabeza de Vaca es el peor Gobernador que ha tenido Tamaulipas, en su historia moderna.
Francisco fue despojado del fuero constitucional, tiene órdenes de aprehensión, está acusado de tres graves delitos, federales; tiene cuentas congeladas y sus familiares también.
Ha sido un desastre como titular del poder ejecutivo local, una enorme decepción. Pero mientras llega el tiempo del restablecimiento de la normalidad, los tamaulipecos estamos obligados a soportarlo.
Ayer, alrededor de cien vehículos que prestan servicios de transporte público (Didi, Uber), bloquearon la avenida Tamaulipas (calle 8) a la altura de la Casa de Gobierno, en protesta contra el cobro de nueve mil pesos anuales que les aplican.
Los conductores rechazan este nuevo impuesto simplemente porque no está reglamentado y dudan que el dinero llegue a la tesorería estatal.
Su disgusto proviene del hecho de que son víctimas de represión oficial, pues les han decomisado muchas unidades motrices por no pagar este cobro abusivo.
Pero hablábamos de Pilar y su gestión al frente del cabildo, pues ayer tuvo otro tropiezo cuando trabajadores del departamento de limpieza hicieron una manifestación de protesta en el palacio municipal.
Los empleados reclaman el pago de tres quincenas de sueldos atrasados, pero nadie sale del inmueble a darles la cara.
Por su condición judicial, Cabeza de Vaca está escondido, no vive en Victoria, no asiste a palacio, anda a salto de mata, y solo hace apariciones esporádicas pero en redes sociales, para aparentar que cumple su horario de trabajo, que despacha asuntos oficiales.
Xicoténcatl volvió a estar en el ojo del huracán cuando la mayoría del PAN, que tiene el manejo del congreso local, aprobó las cuentas públicas del año 2019, cuando el médico estuvo al frente del cabildo.
Hasta algunos regidores se declararon escandalizados por la desvergüenza de los diputados panistas y del propio Xico, pues se hicieron de la vista gorda frente a los presuntos desvíos de recursos perpetrados por el ahora subsecretario de Salud.
En temas amables, se confirmó la presencia de políticos de relevancia nacional como Mario Delgado Carrillo y Ricardo Monreal Ávila, en la ceremonia del informe del senador Américo Villarreal Anaya.
El evento ocurrirá el 6 de septiembre en el auditorio de una universidad privada, a la 1:00 de la tarde, y la lectura del informe tendrá una duración de 45 minutos.
Américo es uno de los prospectos de Morena a la candidatura a Gobernador, como lo fue su padre en el sexenio 1987-1993. Fue el ingeniero Américo un mandatario constructor, honesto, de muy grata memoria.
Durante su gestión se construyó el acueducto que surte de agua a Victoria, desde la presa Vicente Guerrero, con recursos federales, del Estado y hasta de Pemex.
Retomamos el tema de Xicoténcatl, para agregar que el presidente del PRI, Édgar Melhem Salinas, volvió a sufrir pena ajena por culpa de sus diputados locales, pues éstos no tuvieron empacho en aprobarle sus cuentas públicas, a pesar de las sospechas de malos manejos.
Correo electrónico: [email protected]

Otras Noticias