El Inquisidor

Canadá, paradigmas y crisis

martes, 14 de septiembre de 2021 · 07:45

E n Canadá se ha generado un fenómeno económico postpandemia. Las empresas que se portaron inmisericordes con sus ciudadanos al despedirlos originaron un cambio de mentalidad de la masa trabajadora, acostumbrada a trabajar hasta su fin de vida útil. Sin el apoyo que los EU dieron a sus ciudadanos, enfrentaron como pudieron la fuerza de la pandemia.

Sin embargo, al parecer los ciudadanos tomaron otras decisiones inesperadas para la economía, como los hábitos se rompen en 21 días, saborearon la libertad y se dieron cuenta que como masa laboral no son indispensables y son sustituibles.

Años de laborar poco importó para las empresas que los echaron a la calle y, sin apoyos gubernamentales, la generación de los Baby Boomers --los que nacieron entre 1946-1966-- se jubilaron en masa. Ocho millones de trabajadores anticiparon su retiro, 25 % de la masa laboral.

La generación de los Millenials, que está conformada por las personas nacidas entre 1981 y 1996, de acuerdo con Pew Research, es decir, tienen entre 40 y 25 años, que son el relevo generacional, no quieren regresar a laborar presencialmente, muchos han mudado sus actividades a trabajos en casa.

Tanta es la desesperación de las empresas, que ofrecen un bono de inicio que va desde mil a 7 mil dólares canadienses (15 mil 700-110 mil pesos), sólo por presentarse el primer día a laborar y firmar contrato. El cierre de fronteras a trabajadores extranjeros complicó el esquema bajo el que se sustentaba su economía, la falta de vacunas en los países proveedores de mano de obra, especialmente Centroamérica y las Antillas, completó el cuadro.

Esto es un indicador de lo que pasará en algunos países de Europa, de por sí envejecieron y la ola de ninis no permite que se mantengan ni solos y viven de las pensiones de sus padres, la tasa de natalidad anda en promedio del 0.7 y se requiere para reproducirse una tasa mínima del 1.2, por lo que podemos encontrar en Inglaterra un fenómeno sui géneris, donde los musulmanes los avasallaron.

Encontramos 3 mil mezquitas en las que los 4 millones de musulmanes de los 33 millones de habitantes de Inglaterra y las principales ciudades están gobernadas por musulmanes como Londres, Birmingham, Leeds, Blackburn, Sheffield, Oxford, Lawton, Oldam y Rodkal. Los Ingleses inexorablemente serán dominados por los musulmanes, lo mismo pasará con Canadá y los Estados Unidos, donde la invasión de latinos los avasalla.

No de balde Donald Trump repudiaba a los latinos y decía que prefería que los EU se llenasen de nórdicos; sabe que para 2036 serán mayoría y las leyes y la política serán regidas por latinos. Mal cálculo de las potencias mundiales que se echaron en la hamaca y dejaron que la fuerza laboral se asentara en inmigrantes.

En México, las empresas deberán empezar a pagar bien y otorgar prestaciones laborales, no escamoteárselas a los trabajadores, que son los que generan la riqueza, por ello el tiempo le ha dado la razón a AMLO al pugnar por ello. Una nación bien pagada siempre será atractiva para vivir, la felicidad de un pueblo atrae inversionistas, intelectuales, arte, cultura y turismo, en eso falló el mundo desarrollado, como en el pasado le sucedió a España, Grecia e Italia, de ser centros mundiales de poder, terminaron en satélites de otras potencias; no olvidemos la ley del péndulo: todo lo que sube tiene que bajar; México va de subida.

Por el mundo de los arquitectos, acaban de entregarse los reconocimientos que se otorgan año con año, fue premiado el arquitecto Sergio Liñán con la máxima distinción que se puede otorgar, como “RECONOCIMIENTO A LA TRAYECTORIA PROFESIONAL Y GREMIAL”.

Ello requiere contar con un mínimo de 20 años de participación activa en el Colegio de Arquitectos, haber participado y contribuido activamente con el Colegio y la sociedad, ejercer la profesión de manera digna y ética, ser propuesto por al menos tres miembros y ser elegido por la asamblea en el pleno. Es muy importante que el gremio te reconozca.

Recuerdo la anécdota de un exgobernador de Tamaulipas que al no ser elegido como presidente nacional de ingenieros civiles perdió la candidatura; en ese entonces José López Portillo argumentó que si no controlaba ni su gremio no merecía gobernarnos, años después llegó. Enhorabuena por Sergio Liñán, colaborador cercano de Carmen Lilia Canturosas Villarreal.

Otras Noticias