Crónicas Políticas

La Borrega, gobernador

miércoles, 8 de septiembre de 2021 · 08:11

María Esther Ortiz Domínguez, que se hace llamar Maki, está convertida en una versión femenina de Pinocho, a juzgar por el contenido del informe anual de actividades rendido ayer ante el Cabildo de Reynosa.
Con gran desparpajo, declaró públicamente que ha conseguido desde el gobierno municipal normalizar la prestación de los servicios públicos y para desmentirla están todos los reynosenses que padecen desabasto de agua potable, fugas de aguas negras, basura regada en las calles, tinieblas en jardines, parques, plazas, bulevares.
Maki es una hábil “servidora pública” que ha conseguido brincar de un cargo oficial a otro desde hace muchos años, sin importarle cambiar de partido si ello le permite seguir enchufada al presupuesto gubernamental.
Ha sido regidora, senadora de la República, diputada federal, subsecretaria federal de Salud, presidenta municipal desde 2016, y ahora impuso a su hijo Carlos como su sucesora, en un claro caso de nepotismo político.
Ella cobró como edil con los colores del PAN y su heredero lo hará bajo el patrocinio de MORENA.
A pesar de que eran militantes del mismo partido, Maki y Cabeza de Vaca nunca fueron amigos debido a que ella no le reconocía liderazgo y se movía a su libre albedrío, lo que produjo que quedaran enfrentados.
Actualmente, el gobierno estatal tiene entabladas tres denuncias formales contra Maki, por presuntos delitos del fuero común y ella acaba de recibir un baño de agua helada con la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de negarle un amparo.
La presidenta municipal saliente solicitó tener acceso al expediente judicial abierto en su contra por Cabeza de Vaca, para conocer los detalles de las acusaciones que le imputan, pero los magistrados federales declinaron complacerla.
Carlos Peña Ortiz tomará posesión como presidente municipal el 1 de octubre, para una primera gestión de tres años pues seguramente querrá repetir en el cargo, como lo hizo su madre.
Maki trae la ventolera de buscar la candidatura de MORENA para competir en 2022 por la gubernatura del Estado, pero es sólo para enriquecer la currícula, pues tiene en su contra el machismo tradicional y no se ha podido borrar los colores del PAN.
Además, la señora es nativa de Chihuahua y en cualquier chico rato la jala la nostalgia a su terruño y emigra para nunca más volver.
Por el rumbo de Matamoros, el presidente municipal Mario Alberto López Hernández, mejor conocido como La Borrega, llevó a un grupo de periodistas a recorrer obras que están en construcción o recién terminadas.
Las quiso presumir como carta de presentación de su proyecto de buscar la candidatura de MORENA a Gobernador.  
La gira empezó a las diez de la mañana y terminó a las tres de la tarde, con una comida en el restaurante Los Portales, donde la especialidad son los platillos a base de cabrito, pero lo que sirvieron fueron cortes de otro tipo carne, también sabrosos.
De manera llana y sencilla, La Borrega confirmó que cuando se emita la convocatoria, se registrará como aspirante a la candidatura de MORENA, y reconoció que si le toca ser electo, encarará un serio problema en materia de finanzas.
“Pero mi especialidad son los números y las estrategias para salir adelante. Haremos un programa de renegociación global de la deuda pública, para recuperar margen de maniobra y volcar el recurso en obra pública”, anunció.
Una alternativa viable es ampliar los plazos de pagos.
La gira de trabajo fue extenuante, por el número de obras visitadas y por el calor que a veces era de más 35 grados centígrados. Algunas vialidades y escuelas de pre-escolar, primarias y secundarias, un mercado, un parque deportivo, se construyeron con recursos federales, autorizados por Andrés Manuel López Obrador.
Un reportero victorense mostró su extrañeza de que en la capital del Estado no abunden las obras financiadas por el gobierno federal. Otro compañero aventuró la hipótesis de que la diferencia es la capacidad de gestión entre el edil fronterizo y su colega capitalino.
Todos los periodistas quedaron complacidos con su encuentro con la Borrega, tanto por la opípara comida, como por la confirmación textual de que buscará ser candidato a Gobernador.
Dio inclusive una primicia de lo que hará con las COMAPAS, si consigue ser el huésped sexenal del palacio de gobierno. “El problema es que los consejos de administración se manejan con criterios políticos. La Junta de Aguas de Matamoros tiene once consejeros, seis pertenecen al PAN”.
Otro problema de esa dependencia, es el sindicato de trabajadores, que se lleva 60 centavos de cada peso recaudado. Aquí la solución es despedirlos mediante las indemnizaciones correspondientes, y volverlos a contratar, pero con nuevas condiciones y requisitos.
La recolección de basura es otro serio problema. Cuando Mario Alberto se hizo cargo del gobierno municipal, su antecesor Jesús de la Garza Díaz del Guante, el famoso Chuchín, le entregó solo cinco camiones recolectores.
Ahora tiene Matamoros 65 camiones, 45 propios y 20 rentados a una empresa de Monterrey. El relleno sanitario estaba abandonado, con 300 mil toneladas de basura tirada a cielo abierto.
No lo dijo expresamente, pero la Borrega está teniendo en el gobierno municipal, la mejor escuela para graduarse de gobernador, con grado de excelencia.
Por cierto, López Hernández tiene tres carreras universitarias, contador público, abogado y administrador de empresas, amén de un doctorado en esta última actividad. Es además un exitoso hombre de negocios, con inversiones en gasolinerías, restaurantes, llantera, salón de eventos, pastelería.
Como estamos en temporada de informes, el senador Américo Villarreal Anaya rindió el suyo en Ciudad Victoria, aunque con fallas en el suministro de energía eléctrica (se apagaba el sonido) y en el tratamiento a los invitados.
El dirigente sindical de profesores, Rigoberto Guevara Vázquez, por ejemplo, recibió la ofensa de ser mandado a gayola a pesar de que llevaba la representación del gremio más grande y poderoso del Estado. Prefirió abandonar el evento.
Heriberto Cantú Deandar le hizo fiesta en Nuevo Laredo a su hija Verito, por 22 años cumplidos. El abogado victorense y funcionario universitario Carlos Hinojosa Cantú también celebró aniversario natalicio.
Correo electrónico: [email protected]

Otras Noticias