Rio revuelto

Los primeros 100 días

martes, 18 de enero de 2022 · 09:03

Carmen Lilia llegó a sus primeros 100 días de gobierno en un panorama complicado que ya se contemplaba incluso antes de que tomara posesión de la alcaldía.
Al día después de que el PAN perdió la elección, en la alcaldía el discurso ante todas las peticiones ciudadanas fue el de “no hay dinero” a pesar de que apenas estábamos a mitad de año; claro que para las campañas de Rivas -quien perdió humillantemente- y los demás panistas como Yahleel, que aún no acepta la derrota, para ellos sí hubo bastante dinero que se derrochó en espectaculares, camisetas, gorras, calcomanías, lonas y por supuesto, para movilizar la maquinaria de corrupción que incluso con trampa no logró su acometido.
Para colmo, el PAN castigó a los neolaredenses que ya de por sí estaban muy castigados con cinco años de Rivas, pues dejaron las arcas vacías para el resto del 2021.
De entrada la estrategia de Canturosas fue la de rescatar los programas federales que la administración anterior había desaprovechado y de esta manera arrancar obras necesarias que hoy en día vemos por la ciudad, desde pavimentaciones o repavimentaciones hasta drenaje y electrificación de colonias que previamente habían sido estudiadas.
Lo anterior dio un arranque positivo en circunstancias adversas, pero en este 2022, ahora sí con presupuesto bajo control de la actual administración, ya hay un plan de obra enfocado en primera instancia en atacar el rezago que existe precisamente en las condiciones de las calles y drenaje, luego de tantos baches, socavones, fugas y hundimientos que se generaron en los últimos cinco años por el descuido del gobierno de Rivas.
Los analistas han señalado que la falta de mantenimiento en los colectores derivaron en que muchos de estos colapsaran y por consecuencia, generaran esos históricos socavones que recordaremos por años, pues sin duda durante la administración de Rivas se registraron los hundimientos más destacados de los últimos años.
En circunstancias normales o ideales, un nuevo gobierno tendría que dar continuidad a lo que dejan sus predecesores inmediatos, pero en este caso, deben empezar prácticamente desde el principio, luego del inmenso descuido en que quedó la ciudad.

Otras Noticias