Río revuelto

A un año de la tromba

martes, 17 de mayo de 2022 · 00:00

En algunos portales ha estado circulando una “información” en la que citan un presunto estudio o dictamen del Instituto Mexicano del Transporte en el que en resumidas cuentas dicen que la carretera Monterrey-Nuevo Laredo, en el tramo La Gloria, cumple con todas las especificaciones y que los accidentes son culpa de los operadores; por si fuera poco rematan con minimizar la cantidad de choques frontales entre camiones de carga, como si fueran casos aislados, cuando los usuarios frecuentes de la carretera y los ciudadanos en general con la noción noticiosa sabemos que esto de verdad ocurre con mucha frecuencia y resulta en una constante pérdida de vidas humanas, por encima de los catastróficos escenarios que dejan.
Al consultar el sitio oficial del Instituto Mexicano del Transporte no aparece ningún estudio o dictamen publicado en ese sentido, además de que las notas no citan algún número de folio en particular o cualquier otro dato específico que pudiera legitimar la información, por lo que hasta que no se dé a conocer ese informe, queda completamente en duda y simplemente como un intento político de querer reducir los señalamientos y la percepción de los neolaredenses de que se les robaron carriles y que se les entregó una vía libre que no cumple con las especificaciones y por lo tanto deriva en constantes y severos accidentes.

Hoy se cumple un año de esa histórica y sorpresiva tromba que dejó pérdidas millonarias a los neolaredenses, quienes nos tuvimos que rascar con nuestras propias uñas para resarcir los daños, pues el gobierno municipal a cargo de Rivas estuvo completamente ausente y como ya tenía comprometidos los gastos en la campaña, prefirió heredar los daños al siguiente ayuntamiento.
Nunca olvidaremos ese 17 de mayo, cuando en un abrir y cerrar de ojos la ciudad quedó completamente destrozada y por lo tanto sin servicios de electricidad, lo que a su vez evitó el suministro de agua potable y otros servicios que se vieron interrumpidos, además de los cuantiosos daños materiales.

Otras Noticias