Economía sin fronteras

2 años del TLCAN 2.0

jueves, 16 de junio de 2022 · 00:00

El 1 de junio se cumplieron dos años de la entrada en vigor del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (USMCA por sus siglas en inglés). Parece que fue ayer cuando el presidente Donald Trump amenazó con detonar una cláusula que notificaba el retiro de Estados Unidos del tratado de libre comercio con sus vecinos. Hoy, el T-MEC, TLCAN 2.0 o USMCA, está mas fuerte que nunca.
Las voces que cuestionaban al tratado, sopesando costos y beneficios, siguen resaltando los flagelos de un acuerdo comercial, que, por el peso económico de sus participantes, conlleva un riesgo implícito de indudablemente no ser perfecto. Sin embargo, hoy, ante las condiciones de particular adversidad que atraviesa el mundo entero, el tratado de libre comercio ha cumplido con la principal de sus virtudes, que es: un marco legal que emane certidumbre a las inversiones en Norteamérica.  
El T-MEC entró en vigor el 1 de junio del 2020, esencialmente alrededor de la peor etapa de la pandemia y de la economía.
Estados Unidos: Promedio diario de nuevos fallecimientos de 962 personas y el PIB en el segundo trimestre cayó -32.9% en comparación con el trimestre anterior.
México: Promedio diario de nuevos fallecimientos de 362 personas y el PIB en el segundo trimestre cayó -17.1%.
Cabe destacar que en ese tiempo no existían vacunas, y que la Organización Mundial de la Salud estima que los números oficiales probablemente hayan sido mucho mayores a los publicados por prácticamente todos los países del mundo. Además, lamentablemente, lo peor aún estaba por venir para ambos países en cuanto a la pandemia.
Los efectos sobre la economía fueron catastróficos, para Estados Unidos, México y el resto del mundo. Efectos que aún se viven, pues la pandemia aún no termina. Cada país tuvo un impacto distinto, ante las vicisitudes de cada uno. Sin embargo, todos padecían del mismo mal.
La economía ha logrado salir adelante, aunque no del todo. Pero, el Tratado fue un aliciente para la recuperación, y sigue siendo fuente de certidumbre que directa e indirectamente sostiene el desarrollo económico de México, Estados Unidos y Canadá. Por ejemplo, en México, las primeras industrias en recuperarse fueron las que estaban ligadas a las cadenas de abastecimiento con Estados Unidos y Canadá: las industrias de exportación. El 80% de las exportaciones de México se dirigen hacia Estados Unidos.
En resumen: a dos años de su entrada en vigor, el Tratado México-Estados Unidos-Canadá sigue beneficiando el crecimiento económico y consecuente bienestar social de sus participantes.
Por supuesto que también hay que desarrollar los temas que han seguido la implementación del modernizado acuerdo. Destacan, entre varios, el tema del panel de resolución de controversias sobre la interpretación de las reglas de origen en el sector automotriz entre México y Canadá contra Estados Unidos. La discrepancia se centra en la metodología de calcular el Valor de Contenido Regional de vehículos de pasajeros, camiones ligeros y sus partes.
Facebook, Twitter, Instagram y Youtube: @economixs

Otras Noticias