Selva urbana

No es cacería de brujas

domingo, 3 de julio de 2022 · 00:00

Pero…¿Cuánto va a durar El Moyitito como líder del Congreso, después del 30 de septiembre? ¿Y cuánto Irving Barrios Mojica como Súper Fiscal Carnal?
Está bien -se supone- que hay división de poderes y autonomías, y que las de ellos dos son tareas ajenas al Ejecutivo.
¿Ah, sí?, ¿Entonces por qué hoy ambos son lacayos del hombre en ese poder ejecutor más que ejecutivo, no les da vergüenza verse como lo que son, empleadetes de pacotilla del nefasto goberladrón?
Porque están tan entregados incondicionalmente al tipejo de marras, no lo pueden ocultar cada día.
¿Entregados por cuasiprostitución (envilecimiento, degradación generalmente por interés),  es así que los dos casi le brindan y presentan las “esas” al susodicho, por voluntad propia y por así convenir a sus intereses?
Se las presentan como también a sus personas y sus posiciones, para que aquél las utilice a su entera disposición.
Entonces, bien que se puede que llegado otro hombre al gobierno del estado, esto cambie,  que el líder del colegiado y el abogado del Estado, sintiéndose presionados por sus insanas e injustas actuaciones, terminen renunciando al cargo o haciéndose a un lado, para no ser ellos sujetos de investigaciones severas que lleven a una posible acción legal en su contra.
Digo, siempre apegados a derecho, se les puede fiscalizar o vigilar en su personal actuar en su respectivo cargo (al fin servidores públicos), para ver qué hacen indebidamente y poderles reclamar sus erróneas y hasta en un momento dado, ilícitas actuaciones o toma de decisiones.
¿CUÁNTO VAN A AGUANTAR?
Cabrestean o se ahorcan, esto es sencillo, uno legislando mal, proponiendo reformas, leyes y demás normas y reglamentos que son auténticas jaladas sólo para proteger al hamponsísimo lucero y volverlo intocable, un todopoderoso.
El otro injustamente persiguiendo y encerrando a inocentes, fabricando culpables -su especialidad- por mandato de su patrón.
El diputado y el procurador la tienen que pagar, pues sí que han hecho daño a Tamaulipas, mucho y ambos, sobre todo protegiendo a un truhán.
Por eso preguntamos, ¿Cómo es que los dos, en un ambiente que será irremediablemente adverso para ellos, vigilados cada segundo en su respectivo actuar, van a poder resistir? ¿Cuánto van a continuar tratando de cubrir la salida y la espalda al bandido de Reynosa, ahora que el 1 de octubre no sea más nada ese hombre, no más que un simple ladrón?
Se nos queman las habas por verlos saltar a ambos como tapón de sidra Pelayo, ahora que llegue el nuevo gobernador de Tamaulipas.
La apuesta es ver cuánto van a aguantar, pero ya casi escuchamos sus pretextos de salida, porque no dudamos que vayan a chispar a su Máuser antes de que terminen sus respectivos periodos.
No en balde, ya no tendrán a la cofradía pitufa, al Club de Tobi del Capo Panoso, ahora tendrán todo un aparato en contra, uno de color guindo o marrón.
Y no es ni cacería de brujas, ni cena de negros, pero nadie aguanta una carrilla de tal magnitud, tendrían que tener mucha valía y nada de cola larga, para soportar, pero ambos están reprobados en esos dos aspectos.
Feliz domingo para todos, aguanten que restan justo dos meses, cuatro semanas y un día de este gobierno azulejo que tanto daño le ha hecho a Nuevo Laredo y a Tamaulipas.

Otras Noticias