SOPA DEL DÍA

Proponen gobiernos municipales transparentes, de verdad

Escrito en OPINIÓN el

La semana pasada se discutió en el Congreso estatal cómo los gobiernos municipales deben funcionar para ser verdaderamente útiles y transparentes. ¿No deberían serlo, sin necesidad de reformar la ley?

“Es necesario que desde el primer contacto que el pueblo tiene con sus gobernantes tenga la confianza y la credibilidad de que estos llevan a cabo las actividades propias de su encargo de manera correcta, honesta, oportuna y profesional”, dijo la diputada Úrsula Patricia, de Morena.

La reciente propuesta de reforma al Código Municipal en Tamaulipas, que introduce principios como profesionalismo, transparencia y participación ciudadana, es un paso positivo hacia un gobierno más abierto y honesto.

Pero para asegurar que estos principios se traduzcan en acciones reales y no sólo sea letra muerta, es necesario:

1. Capacitar y evaluar: Ofrecer formación continua en ética y transparencia a los funcionarios públicos y evaluar su desempeño regularmente.

2. Implementar tecnología: Usar plataformas digitales para que la ciudadanía acceda fácilmente a información del gobierno, mejorando la transparencia y participación.

3. Realizar auditorías abiertas: Llevar a cabo auditorías internas y externas para revisar el manejo de los recursos públicos.

4. Proteger a los denunciantes: Establecer mecanismos seguros para denunciar corrupción, garantizando protección contra represalias.

5. Fomentar la participación ciudadana: Crear espacios para que los ciudadanos participen en la toma de decisiones y en la fiscalización del gobierno.

6. Publicar indicadores de gestión detallados: Mostrar avances en transparencia y rendición de cuentas a través de indicadores claros.

7. Colaborar con la sociedad civil real: Trabajar junto a organizaciones no gubernamentales realmente ciudadanas, para fortalecer los esfuerzos de transparencia y participación.

Estas acciones simplificadas requieren compromiso y voluntad política, pero son esenciales para transformar los principios en resultados tangibles que beneficien a la ciudadanía.

¿Usted qué opina?