ECONOMÍA PARA TODOS

Super Bowl

Por
Escrito en OPINIÓN el

Definitivamente el Super Bowl es un evento que va más allá de lo deportivo, incluso para quienes somos fanáticos del deporte de las tacleadas. Ese día no únicamente se trata de football, se trata de convivencia, comida, apuestas, bebidas, de aguacates y por ende hasta de economía. Por supuesto que disfrutar un juego de football, por si mismo, es economía pues satisface la necesidad del entretenimiento y diversión, sin embargo, la final de la NFL tiene efectos positivos en la economía y no sólo en la de los Estados Unidos.

El Super Bowl ocasionó una derrama económica en los Estados Unidos por 17 mil millones de dólares, wooow, en un sólo fin de semana. Uno de cada tres de nuestros vecinos del norte organizaron alguna convivencia para ver el juego del super domingo, donde por cierto consumieron 130 toneladas de aguacate mexicano, cantidad con la cual se podrían llenar 30 millones de cascos de football, por supuesto ocasionando que por lo menos el sector aguacatero de nuestro país obtenga ganancias.

En Las Vegas, sede del Super Bowl LVIII, y casa de los Raiders, la derrama de dinero se disparó hasta los mil millones de dólares. Sin considerar las apuestas las cuales fueron de 23 mil millones de dólares.

Un dato llamativo de los Super Bowls es que cada año las grandes empresas pagan cada vez más por anunciarse durante 30 segundos en la televisión norteamericana, y para este año cada una desembolsó 7 millones de dólares.

Una derrama total de 40 mil millones de dólares dejó el Super Bowl, monto que equivale a más de la mitad del PIB del país ubicado en el Océano Pacífico, Tuvalu.

Los mexicanos también gastamos una buena parte de nuestros ingresos para disfrutar el Super Bowl, pues se calculó que en promedio consumimos $8,700 en restaurantes y bares viendo el juego entre los Jefes de Kansas, que por cierto su estadio no está ubicado en el estado de Kansas, y los 49ers de San Francisco. Sólo para la CDMX la derrama fue cerca de 6 mil millones de pesos.

Esto es un círculo virtuoso, que transciende más allá del país donde se realiza la actividad deportiva–comercial, esto es un ejemplo en el cual todos salimos ganando, el famoso “win–win”, esto es economía, donde no sólo hay dinero de por medio sino existe lo más importante y es el objetivo del estudio de la ciencia económica: la satisfacción de necesidades.

Pareciera que las palabras del legendario coach Vince Lombardi tienen una trascendencia hasta en la economía al asegurar: “Ganar no es lo más importante, es lo único”. Aunque lo único triste es que hasta septiembre volveremos a tener NFL.