RÍO REVUELTO

Impugnaciones, pocas y parte del show

Escrito en OPINIÓN el

Pues impugnaron, o más bien se inconformaron con los resultados del Distrito 03 de Nuevo Laredo; así como los cómputos municipales de Altamira, Ciudad Madero, Ocampo, Tampico, Méndez, Padilla, Reynosa y San Fernando, que son los que ya cumplieron el plazo de cuatro días después de sus conteos finales.

En el caso del distrito 3, que ganó Sergio Arturo Ojeda Castillo de la coalición Morena, Verde y PT, con más de 37 mil 345 votos que le otorgaron el 52.52 por ciento de los sufragios, superó por un margen considerable a su contrincante más cercano, Héctor Martín Canales González, quien acaparó el 39.67 porciento al acumular 28 mil 209 votos.

La diferencia es de más de 9 mil 136 votos, sin duda es un margen considerable, especialmente si tomamos en cuenta la proporción del 39 por ciento de Canales y el 52 de Ojeda, así que por esa gran volumen, es difícil que llegue a cambiar algo del resultado.

El tercer distrito, que comprende mayormente la periferia de la ciudad, es un sector que sin duda simpatiza mucho más con el proyecto de Morena que con todo lo que representa el PRIAN, que no es precisamente una percepción positiva.

En el caso del ayuntamiento de Nuevo Laredo, el plazo para impugnaciones se cumpliría hoy después de las 11 de la noche, pues es cuando se estarían cumpliendo esos cuatro días posteriores reglamentarios, luego de que se extendiera hasta el sábado por la noche el cómputo final de los resultados de la alcaldía.

La mayoría de los casos anteriores, si no es que en todos; las probabilidades de que alguna de las impugnaciones cambie el resultado, es realmente mínima y posiblemente nula, además de que en muchos de los casos el margen con el que ganaron es realmente amplio, lo que dificulta aún más cualquier intento de inclinar la victoria al que se está inconformado.

En general, esto es parte del panorama usual de una elección, así que no resulta para nada controversial a este punto, pues incluso se trata de una cantidad relativamente baja de impugnaciones.