El Mañana

sábado, 14 de diciembre de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

1° de mayo, sin desfile ni nada

1 mayo, 2019

Por décadas el desfile del 1° de mayo era una tradición que juntaba hasta 30 mil trabajadores en el primer cuadro de la ciudad, eran los tiempos en el que el sindicalismo tenía una fuerza tremenda, para bien y para mal.

Hay que decirlo, los sindicatos eran una mafia que doblegaba políticos y decidía parte de la agenda de la ciudad, sus líderes se enriquecían a costa de los trabajadores que representaban y traían otra serie de vicios que tanto daño hicieron a la sociedad.

Pero también eran los únicos que defendían a los trabajadores de los atropellos de los patrones, cosa que ya no se ve hoy en día, pues prácticamente los empleados están solos a la hora de pelear por sus derechos, se les hacen descuentos y cambios injustos en sus nóminas y -reiteramos- nadie los defiende.

Con el declive del PRI, los sindicatos perdieron fuerza de manera paralela; sobre esto algunos tienen un debate como el del huevo y la gallina, discrepando de cuál decayó primero y cuál restó fuerza al otro; pero al final ambos quedaron de rodillas.

Más allá de una muestra de la influencia sindical, el espíritu original era el de un movimiento de la fuerza obrera.

Al hojear las portadas de El Mañana de años atrás se puede contemplar la enorme concentración de trabajadores en el desfile aquellos años.

Hoy el 1° de mayo sólo es un asueto en el que muchos olvidan el espíritu de la fecha.

Parece que ahora el principal termómetro de la sociedad, se encuentra en las redes sociales, en ese contexto ayer se percibió una atmósfera de celebración del Día del Niño por todos lados, desde los adultos que compartían fotos de sus hijos en festejos o algunas de las imágenes más emotivas de sus retoños, así como tampoco faltó que adultos (algunos ya muuuy adultos) subieran a las redes sus fotografías de cuando ellos mismos eran infantes.

Obviamente los lugares favoritos de los niños lucieron abarrotados ayer, eso incluye la hamburguesería que vende la ‘cajita feliz’, la pizzería que tiene juegos y los cines con funciones de ‘Los Vengadores’ en todas sus salas sin descanso.

Las campañas en esta ocasión han resultado para muchos neolaredenses un tanto más confusas que otras contiendas, pues por un lado está el hecho de que muchos no saben qué hace realmente un diputado local y por otro que son demasiados candidatos, pues ahora eso de las coaliciones no se dio como en otros años y hasta un independiente pelea el puesto, hay considerables opiniones de confusiones en torno a todo esto.

Río Revuelto Los Redactores

Fervor