El Mañana

miércoles, 26 de junio de 2019

Edgardo Soriano
¿Y Que diría Da Vinci? Edgardo Soriano

¿Y el título y cédula no valen en Nuevo Laredo?

2 junio, 2019

Empezamos el mes más hermoso del año, el mes donde nacemos todos los inteligentes y guapos del mundo, quiero felicitar a todos los Géminis que cumplen años en este mes y los del mes de mayo también, principalmente a mi madre que al igual que yo cumplimos años en junio, así que MUCHAS FELICIDADES A TODOS MIS GEMINIANOS.

Como saben hoy son las votaciones para las diputaciones locales, como siempre les pido que razonen su voto, que hagan valer su derecho a votar y tener un gobierno lo más justo que se pueda, confiemos (de nuevo) en que así será; hablando de esa justicia que representa el gobierno, me percaté que en lareranch para hacer el trámite para un permiso de construcción aparte de tener un laberinto de oficinas y documentos que reunir para hacer esa gestión, es un verdadero viacrucis en todo el proceso que se tiene que realizar, ¡Amén de los pagos EXCESIVOS que se hacen para conseguir esa diligencia! Inicia uno en las oficinas de planeación donde te reciben de “muy buena manera” (sarcasmo) y pregunta uno qué necesita para tener ese permiso para la construcción de unos departamentos; lo primero es hacer un estudio de factibilidad, que cuesta 845 pesos, tienes que llevar predial, escrituras y plano de lo que se va a construir junto con el plano de ubicación, ahí te dicen que si es factible los pagues y si no pues tu proyecto se va al caño, ya que pases la factibilidad de tu gestión el siguiente paso es tramitar el permiso de uso de suelo, del cual te cobran por metros cuadrados del terreno, y el costo se le suman 2 mil 500 pesos más para realizar ese trámite, no sin antes ir a pagar a medio ambiente y protección civil otros permisos para que se libere tu permiso de “uso de suelo”, ya que tienes tu permiso de uso de suelo tienes que ir a sacar un permiso de construcción del cual te cobran ¡19 pesos con 60 centavos el metro cuadrado de construcción!, y se incrementa otros tantos miles de pesos, y pagar 3 juegos de planos, toda la documentación que te demandan, y, aquí viene una cosa muy confusa, chistosa, extraña, e incomprensible para mí, me piden mis planos firmados por un perito responsable de obra CERTIFICADO por el gobierno de Nuevo Laredo, no sé si aquí mi TÍTULO Y CÉDULA profesional no cuenta, mis años de estudio y mi experiencia como arquitecto son nulos para ellos, ¡NO LO COMPRENDO! ¿Por qué tiene que venir a firmar alguien en mi nombre como responsable de obra? ¡Y todavía tengas que pagar porque te lo firme! Es como si un médico con su título y su cédula tenga que tener la autorización de otro médico para operar, se me hace algo tan estúpido y ofensivo a la profesión que se tenga que hacer eso, por favor señores de planeación reconsideren eso, sé que es lucrativo, pero no se vale que denigren tus estudios y preparación de esa manera, NO ES ACEPTABLE NI ÉTICO.

Termino esta columna con una cita de mi querido Leonado Davinci. “Pensé que estaba aprendiendo a vivir; sólo estaba aprendiendo a morir”. Aprovechen su día como si fuera el último, porque no sabes si habrá un mañana esperándonos, aprende a vivir.

A todo esto… ¿Y qué diría Da Vinci?
¿Y el título y cédula no valen en Nuevo Laredo?