El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Martha Luján
Pro inclusión Martha Luján

Abrir la puerta. Muchas preguntas sobre educación inclusiva

21 enero, 2019

¿Por qué las escuelas se siguen resistiendo a la idea de que todos los niños y niñas deben estudiar en las mismas aulas? ¿Por qué los y las maestras normalistas siguen pensando que como no estudiaron educación especial no les toca educar a los chicos y chicas con discapacidad cuando éstas llegan a sus aulas? ¿Por qué los directivos de las escuelas regulares siguen negando el derecho a la educación inclusiva sin que nadie hagamos algo

Hace pocos días hablé con la directora de un Preescolar público a quien conozco desde hace algunos años. La busqué para preguntar cuáles eran los requisitos de admisión en el kinder que ella dirige. Esta directora creyó que yo buscaba lugar para Rafa -mi hijo con Síndrome de Down-, así que de inmediato me aclaró con pena y preocupación, que su kínder no era integrador. Para ella, no contar con equipo de apoyo significaba la imposibilidad de aceptar a Rafa (o a cualquier otro niño con discapacidad) en su escuela, debido a que a su entender, no habría quien diera apoyos específicos a los niños que enfrentan barreras para el aprendizaje y la participación.

Me dijo: “Un niño con discapacidad como el tuyo, debe inscribirse en un kinder integrador y como el mío no lo es.. pues .. Bye”. De acuerdo al artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la educación básica y media superior son obligatorias, lo que significa que todos los niños y jóvenes en edad de cursar estos niveles educativos, deberían estar en condiciones y posibilidades de acceder a ella.

Todas las personas, son todas las personas ¿cierto? La Ley General de Educación en el articulo 41 establece que para : “Las personas con discapacidad que tengan dificultades severas de aprendizaje, de conducta o de comunicación, se favorecerá su atención en los planteles de educación básica, sin que esto cancele su posibilidad de acceder a las diversas modalidades de educación especial atendiendo a sus necesidades”. “Favorecer su atención en los planteles de educación básica”, significa que ninguna directora por miedo, ignorancia o comodidad puede cerrar la puerta de un kinder público regular a ningún pequeño con discapacidad. ¿Qué podemos hacer si alguien no entiende o respeta esto? o ¿qué hacer si anima a las familias de chicos con discapacidad a “mudarse voluntariamente” a un sistema alternativo, paralelo; llamado Sistema de Educación Especial desde cualquiera de sus dos modalidades: CAM o USAER-UAP?

Tratando de entender la reacción de esta directora, busqué datos sobre cuántos niños con discapacidad están en escuelas regulares no integradoras. Empecé por mi casa: Tamaulipas… y llegué al “Anuario de Estadística Educativa 2017-2018”. Leí que hay alrededor de 25 mil niños con discapacidad escolarizados, pero todos ellos en la modalidad de educación especial. Aunque la Ley General de Educación y el Nuevo Modelo Educativo, estipulan que los niños y jóvenes con discapacidad deben ser recibidos en todas las escuelas -no solo en la modalidad de especial-, sólo tenemos datos de los niños con discapacidad cursando en CAM o USAER-UAP. ¿Esto es importante? A mí parecer.. ¡claro que sí! Pondré un ejemplo: Rafa, mi hijo lleva 4 años escolarizado en colegios regulares, no integradores.. Cuatro años donde ahora entiendo, está escondido e invisible para las estadísticas de nuestro Estado. Sabemos que sin dato no hay programa, ni presupuesto.

Hay que notarnos ¿cierto?.. ahora me pregunto…¿habrá más familias como la mía tratando de participar del derecho a la educación general desde las aulas regulares o seremos de plano rarísimas y por eso ni nos notamos, ni nos contamos? Espero podamos seguir reflexionando sobre este tema en otra ocasión. Nuestro país requiere mas discusión en este sentido para transformar las aulas en espacios plurales, diversos, donde se reconozcan las diferencias como oportunidades para construir ciudadanías más tejidas, más humanas, más solidarias.

Creo que las maestras (todas) deberían de ser capaces de respetar y valorizar la diversidad. Creo que la educación debería ser rediseñada desde la mirada universal, entendiendo que cada persona merece aprender desde su individualidad, pero también desde la colectividad. Espero de verdad que esta directora de la que he hablado hoy, pueda leerme y comience a cuestionar el “status quo” y se atreva a agitarse, incomodarse y transgredir, provocando cambios que involucren respeto a la diversidad y acciones de inclusion para todas las personas. Abre la puerta amiga.. ¡verás que todos caben!

Cierro esta editorial pidiéndoles si se encuentran a Rafa mi hijito lo feliciten. Mañana cumple 6 años. Yo también me felicito de cumplir otro año más a tu lado.. gracias a tu vida soy la mujer mas feliz del universo. ¡FELICIDAD CHACHITO! ¡Espero la vida te conceda mucha felicidad!