El Mañana

martes, 18 de junio de 2019

Jesús Frausto Ortega
Desde la frontera Jesús Frausto Ortega

Agua y el Plan Municipal de Desarrollo

9 marzo, 2019

La agenda del tema del agua en el Plan Municipal de Desarrollo es un indicativo de su importancia como adelanto de una comunidad. En este caso la referencia es el reciente Plan de Nuevo Laredo 2018-2021. Por lo general, en ese rubro se proponen líneas de acción que tienen que ver con el suministro de agua potable a la población y con la infraestructura relacionada con ello.

No obstante su importancia, sobre las fuentes de abasto del recurso no se sugieren acciones, a pesar de que algunos de los impactos ambientales generados por el desarrollo urbano o socioeconómico se manifiestan en dichas fuentes: por ejemplo, descargas de aguas residuales, basureros clandestinos en sus cauces, entre otros. Sobre todo en los arroyos (El Coyote, La Joya, entre otros) que cruzan la ciudad. Si bien la fuente de abasto para Nuevo Laredo es el río Bravo, dichos arroyos son parte de esa cuenca.

En ese contexto, en general las acciones sobre agua que se recogen en el Plan tienen que ver con: a) dotar del servicio de agua potable, sobre todo a la población que no la tiene: b) construir y rehabilitar redes de agua potable; c) fortalecer el programa de cultura del agua. De acuerdo con el documento, la cobertura en ese rubro es del 98 por ciento. En el apartado ambiental, relacionado con ese tema, se plantean tareas de promover la cultura ambiental para crear buenos hábitos y el cuidado y conservación del agua; o ejecutar programas ambientales que redunden en la implementación de acciones para reducir la contaminación del agua.

Otro tema vinculado es el de las aguas residuales; en el plan se señala que en ese rubro se trata el 81 por cierto. Sin embargo, no se plantean acciones como las siguientes: terminar con las descargas de aguas residuales sin tratar que aún existen y/o depurar el 100 por ciento de las aguas residuales que se generan en la ciudad. Proponerlo de esa manera se compromete a dar solución a un problema que aún persiste. Al respecto, en el documento se sugiere de manera general “recolectar, tratar y disponer aguas residuales”. La importancia de este asunto es que regularmente son en las fuentes de agua (ríos, arroyos) en donde se manifiesta esa problemática de contaminación. Y en ese caso, es una fuente -el río Bravo- que se comparte con el país vecino. Problemática que ya hemos mencionado en otras colaboraciones y que se reconocen en la ciudad, aunque actualmente hay proyectos para eliminar las descargas existentes en el arroyo El Coyote (Ver https://www.comapanuevolaredo.gob.mx/sitio/?p=6134).

Hemos expuesto algunas opiniones sobre la agenda del agua en el Plan de referencia para Nuevo Laredo. La información y datos provienen de dicho documento, el cual se puede consultar en: https://nld.gob.mx/app/view/PlanMunicipalDesarrollo_Doc/Plan-Municipal-de-Desarrollo%20-PMD-2018-2021%20Nuevo%20Laredo.pdf.

A manera de remate, se puede comentar que por lo general en los programas de la política pública se enumeran las acciones a realizar en una administración –en términos de cantidad–, pero no se dice sobre la calidad –de la obra o el servicio–; un aspecto en donde tal vez la sociedad tengamos el compromiso de demandar mayor atención, para que tengamos mejores servicios e infraestructura, no sólo en materia de agua sino en todos los rubros de interés para la vida de una comunidad.