El Mañana

martes, 12 de noviembre de 2019

Sopa del Día
Opinión Sopa del Día

Aguas con los políticos

14 octubre, 2019

A Charles De Gaulle, el primer ministro de Francia entre 1944 y 1946, se le atribuye la frase: “He llegado a la conclusión de que la política es demasiado seria para dejarla en manos de los políticos”.
Muchos políticos -salvo honrosas excepciones- tienden a tener pocos escrúpulos al momento de tomar decisiones.
Normalmente actúan según intereses y eso no es malo. Lo malo es vender el alma al diablo, o sea, jugar para intereses poco éticos, por ejemplo, para apoyar a una industria contaminante o respaldar a grupos extrema, pero que reditúan votos en las próximas elecciones; o peor, por simple corrupción, para recibir favores, dinero y más poder.
Ya se sabe que las Comapas dan un servicio con muchas fallas. Hay incluso voces que insinúan que la privatización es necesaria. Grave error. El agua es un bien de todos. No se puede dejar en manos de la iniciativa privada el servicio, como ocurrió en Veracruz, donde lo entregaron a un grupo extranjero.
Sin embargo, tampoco se puede confiar en que el gobierno será lo más transparente. Ahí está el caso de las Comapas en Tamaulipas, muchas de ellas usados por décadas para financiar campañas, como caja chica, y para poner en puestos a improvisados sin experiencia en el manejo de recursos hídricos.
El contrapeso natural del gobierno debería ser la sociedad civil, pero cuando estas son demasiado débiles, pueden ser manipuladas.
El agua es un recurso vital, que nos corresponde cuidar y defender a todos. Tener un servicio de agua limpia, permanente, sin cortes repentinos cada semana -como ahora ocurre- y sobre todo, con reservas para las próximas décadas, debe ser prioridad no sólo del gobierno, sino de la sociedad entera.
Ya vimos en también en Laredo, Texas, se cuecen habas. Allá también hay ciudadanos que acusan a las autoridades locales de ocultar que el agua no era apta para consumo, que podría causar enfermedades por fallas en el sistema de purificación. Allá también la sociedad debe exigir al gobierno, a las autoridades.
El agua cada vez será más escasa y uno de los recursos más preciados. Hay algunos que predicen guerras por el agua.
Aguas, ciudadanos. No debemos de dejar algo tan importante como el agua sólo en las manos de los políticos.
¿Usted qué opina?