El Mañana

lunes, 16 de diciembre de 2019

Mauricio Belloc
Selva urbana Mauricio Belloc

Ahora o nunca FEPADE

28 abril, 2019

Será clave para el gobierno federal (Morena) la limpieza de esta elección en seis estados, lo será para asentar eso de que no más votaciones amañadas, ni permitir resultados falsos, ya no más delitos electorales que cambien el mandato popular. Combatir la comisión recurrente de ilícitos en las votaciones, como es una costumbre inveterada en Tamaulipas, es la encomienda este 2 de junio, incluso podría decirse, que aún sobre quien gane.

Los candidatos ganadores pasan a segundo término, incluso podría decirse que aun en la votación de Puebla, que se disputa la gubernatura, debido a la controversial muerte de la recién electa ejecutiva estatal, que falleció en accidente de aviación.

Así que para meter al orden y desaparecer las votaciones amañadas, que ni mandada a hacer la que ya viene.

Será un evento cómodo, muy manejable, pues sólo en seis entidades habrá votación, de un total de 32 estados que tiene el país, así que ni tan poquitas que no se note, ni muchas como para que se salga de control, el asunto.

Esta será la indicada para que se “luzca” el gobierno federal en lo que pretende, para que luego sea ley -y temor si es que ahora se mete gente a la cárcel- en toda la república.

Así que las votaciones del ya próximo domingo 2 de junio, serán la huella que sentará precedente, se han convertido en un objetivo clave, en el fin específico del gobierno de AMLO, en su declarada lucha contra la corrupción y la impunidad que tanto ha pregonado el propio Andrés Manuel López Obrador y que el tabasqueño dice odiar con odio jarocho.

El mismo Ejecutivo nacional, asegura que él fue víctima tantas veces de esa práctica ilegal, por lo que la combatirá ahora como Ejecutivo nacional.

Así que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, que comanda su amigo, consejero, asesor y seguidor, José Agustín Ortiz Pinchetti, se tendrá que portar a la altura, apoyada en todo momento por la Fiscalía General de la República, que comanda Alejando Gertz Manero.

Esta elección es para que se luzcan a sus anchas, los dos.

CUÍDATE PANCHO QUE TE ANDAN BUSCANDO

Y por ende, Francisco Javier García Cabeza De Vaca, parece ser que será el primer ejemplo viviente en la mira -y en la posible ira- del nuevo gobierno federal para quienes quieran amañar sufragios y torcer el mandato de la ciudadanía. Cabeza podría ser el ejemplo en lo sucesivo, para esos que busquen trucar la decisión del pueblo elector.

Los resultados de esta elección en seis entidades (no conocemos cómo se las gastan los hampones de Aguascalientes, Durango, Quintana Roo, Puebla y Baja California, pero a este de Tamaulipas, sí que le conocemos, por pasadas elecciones) podrían ser los que marquen el derrotero para siguientes sufragios, federales o locales, incluido la sucesión presidencial dentro de cinco años.

La FEPADE y la Fiscalía General de la República, tienen su prueba “de pechito” para fiscalizar muy bien esta elección y castigar culpables antes, durante y después de la votación.

Lo que se haga esta vez, dejará en claro al ciudadano mexicano, si es verdad eso de que la cosa va a en serio y que ya no se permitirá más amaño en las elecciones, cualquiera que ésta sea.

Porque lo que es en Tamaulipas, la elección pasada del 1 de julio de 2018, tuvo una desvergonzada y monumental compra de votos, así como pagados fueron un sinfín de funcionarios de casillas.

La elección prácticamente fue de Estado, cubierta con el propio dinero del pueblo de Tamaulipas, pues para ganar la mayoría de las alcaldías panistas (obtuvo 31 de 43 y antes de esa votación sólo tenía 22) que ya detentaba, se utilizaron los recursos (presupuesto de egresos) tanto de las ciudades, tal y como es el caso de Nuevo Laredo, como del gobierno del Estado (Tamaulipas), tal y como lo ordenó Cabeza De Vaca.

Y aunque ni así el hombre logró que su hermano Ismael García Cabeza De Vaca ganase la senaduría (pero como también lo tenía anotado como plurinominal, al final es senador, de todas maneras), sí se pudo hacer de las citadas 31 presidencias municipales, esas que tanto dinero le generan a la bolsa del Gobernador, como es el caso de la de Nuevo Laredo.

Feliz domingo y no se olviden de votar el 2 de junio, para no dejar llegar a los paleros de Cabeza.